Elecciones catalanas

El fracaso del PP pone en duda el liderazgo de Casado

Reproches luego de la debacle del partido en las urnas y el “sorpasso” de Vox.
lunes, 15 de febrero de 2021 · 11:08

La formación presidida por Pablo Casado ha quedado muy menoscabada tras la jornada de elecciones catalanas, y ya se han generado una serie de reacciones de diverso calibre entre los militantes del PP con reproches ante la estrategia llevada a cabo. 

El fracaso del Partido Popular, que se evidencia en el peor resultado de toda la historia en Cataluña, logrando solo tres escaños y sin poder conformar un bloque propio en el Parlamento regional, promete traer consecuencias para la actual dirección partidaria. 

El PP ha quedado último entre las fuerzas políticas que se han presentado a los comicios, y tanto las redes sociales como los medios de prensa se han hecho eco del malestar de votantes y dirigentes de la formación conservadora, que han llegado al pedido de dimisión para Casado. 

Los cuestionamientos internos se han intensificado luego de que desde la cúpula partidaria se hayan dado a conocer sus tibias explicaciones ante la debacle en las urnas, sin ninguna autocrítica, y sin aceptar responsabilidades. 

Se han producido en un contexto tremendamente difícil por la pandemia, que ha dificultado la campaña y ha hecho que la participación se desplome al mínimo histórico. 

La dirección del PP, a través de su secretario general Teodoro García Egea, ha señalado un “juego sucio” en la campaña electoral por la confesión de Luis Bárcenas que habría salpicado al partido de la calle Génova, asegurando que "esta es la última factura que vamos a pagar de ese pasado, se acabó". 

Pero más allá de estas excusas, es improbable que la conducción del partido salga indemne del desastre en Cataluña. De hecho, con gran velocidad, se ha convocado para mañana al Comité Ejecutivo del PP, en donde Casado deberá escuchar de primera mano los planteos hacia su “errática estrategia”. 

Los barones del PP culpan a Pablo Casado del resultado. 

El crecimiento de la fuerza de extrema derecha Vox le ha propuesto al Partido Popular un dilema que no parece estar en condiciones de resolver, y en el que muchos explican los fallos de una dirigencia, que se ha mostrado sin brújula, pasando de apostar al centro político a rivalizar con Abascal, en un movimiento pendular que no ha logrado captar la atención del electorado.