Cataluña

El consejero de Interior afirma que las juventudes de la CUP instigan la violencia en las protestas

Samper señala al partido anticapitalista por los disturbios.
lunes, 1 de marzo de 2021 · 10:24

Miquel Sàmper, consejero de Interior del gobierno catalán ha realizado un llamamiento para  aislar la “violencia gratuita” durante las protestas por el encarcelamiento de Pablo Hasél, afirmando que un grupo perteneciente a las juventudes de la CUP está instigando los disturbios desde el primer día. 

El consejero ha brindado una entrevista en Cadena Ser en la que ha lamentado que, mientras una mayoría se manifiesta de manera pacífica, “hay unos 200 o 300” que tienen un grado de violencia “muy elevado”. 

Entre los agitadores más virulentos, Sàmper ha señalado que se han detectado a jóvenes que forman parte de la formación anticapitalista, integrando, junto a “células anarquistas”, el núcleo más combativo durante los incidentes. 

Miquel Sàmper ha asegurado que un grupo de juventudes de la CUP está insitgando a la violencia.

Estas declaraciones del encargado de Interior en el Ejecutivo regional tienen agudas repercusiones políticas. Esquerra Republicana se encuentra manteniendo negociaciones con la CUP para la conformación del próximo gobierno de la Comunidad de Cataluña. No obstante, el funcionario ha intentado no entrar de lleno en esa controversia. 

 Soy consejero de Interior y desconozco las pretensiones de unos y otros. Pero ninguna formación debería no condenar la violencia.

El partido liderado por Dolors Sabater ha planteado entre sus exigencias la discusión sobre el modelo del orden público, disolver la brigada antidisturbios de los Mossos y que las autoridades autonómicas retiren las denuncias contra los activistas. 

Las balas de foam y el gas pimienta están permitidos. Si no estamos contentos con este sistema, que sea el Parlamento quien decida el modelo.

Pero Sàmper, responsable político ante las fuerzas de seguridad catalanas, ha pedido no inmiscuir a los uniformados como prenda de cambio en las conversaciones para generar un acuerdo de Gobierno, afirmando que el debate debe darse en el Parlamento.