Política

Ciudadanos se queda sin grupo en el Senado y pierde 400 mil euros en subvenciones

Se agudiza la crisis en el partido de Arrimadas con dos deserciones en la Cámara Alta.
jueves, 18 de marzo de 2021 · 11:48

El desbande en Ciudadanos parece acelerarse día tras día, dejando a la dirección nacional del partido en un frágil escenario, que aumenta a su vez las chances de una mayor ruptura. Este jueves, dos deserciones en la Cámara Alta lo han dejado sin grupo propio. 

Con las bajas de Ruth Goñi y Emilio Argüeso, los senadores de la formación de Arrimadas deberán pasar a partir de junio al Grupo Mixto, al no llegar a los seis escaños exigidos por el Senado, perdiendo también la subvención anual de casi 400 mil euros. 

La caída estrepitosa en las elecciones catalanas solo ha sido un prólogo de la intensa crisis a la que ha ingresado Ciudadanos luego del intento de la moción de censura en Murcia, y del contragolpe del Partido Popular, que ha impulsado la salida de varios dirigentes, provocando una diáspora que tiene contra las cuerdas a la cúpula naranja. 

Los senadores Ruth Goñi y Emilio Argüeso pasarán a partir de junio al Grupo Mixto.

Estas salidas están marcando precedentes desesperanzadores para Arrimadas. Tanto Argüeso, senador por Alicante, como Goñi, por Navarra, se han negado a renunciar al acta, tal como se habían comprometido en la Carta Ética de la formación, abriendo la puerta a que continúe el éxodo de cargos electos. 

Inclusive está disponible para el uso un buen argumento para conservar los escaños y abandonar el partido. La carta de despedida de la senadora navarra contiene frases similares a las expresadas por el diputado Cambronero al anunciar su marcha: “Ciudadanos ha cambiado su ideología”. 

Ha enterrado sus valores liberales para seguir abrazándose al 'sanchismo'.

Argüeso también ha brindado excusas parecidas para romper con el compromiso ético tomado al asumir el escaño, asegurando que “quien ha cambiado ha sido mi partido, no yo”, y que su decisión ha sido obligada por “los apoyos y guiños constantes al Gobierno de Sánchez y de Iglesias”.