IDEAL PARA EL TAPEO

Gambas al ajillo, un especial para el fin de semana

Una receta que tus sentidos agradecerán.
viernes, 30 de octubre de 2020 · 16:38

Las gambas al ajillo significan todo un emblema de la gastronomía española. Seguro podrás encontrarla en cualquier restaurante, sin importar la zona. Es una delicia apta para consumo tanto en el almuerzo, cena, aperitivo o al salir de la oficina.

La combinación de sabores de esta preparación hace que sea un plato realmente distintivo, inolvidable y delicioso: gambas y ajo es una mezcla que no falla. Además su método es de lo más rápido y sencillo, de manera que no necesitas ser un experto para lanzarte a elaborarlo.

Para preparar cuatro porciones de esta receta necesitarás 1 kg de langostinos o camarones, 15 dientes de ajo, 2 pimientos picantes pequeños, 20 cucharadas de aceite de oliva, sal y pimienta al gusto.

Iniciaremos limpiando cada una de las gambas. Éste es un paso muy importante ya que su correcta realización será garantía de éxito en el sabor de este menú. Los colocaremos uno a uno panza arriba y quitamos el caparazón.

Una vez limpios quitaremos también la vena oscura, de manera muy cuidadosa con algún elemento puntiagudo. A continuación lavaremos, escurriremos y secaremos todos nuestros mariscos, luego sazonaremos.

Ahora llega el momento de la cocción. En una cazuela de fondo grueso colocaremos el aceite de oliva e inmediatamente a calentar, junto con los pimientos y los ajos finamente picados en rodajas, evitando que no se doren.

Retiramos los ajos y los pimientos y reservamos. Agregamos las gambas al aceite caliente y perfumado y salteamos durante aproximadamente un minuto. Nuestro platillo ya casi está listo.

Solo resta rectificar sal, agregar pimienta y volver a incluir los ajos y pimientos. Una vez todo amalgamado servimos en un recipiente profundo que pueda mantener el calor y acompañamos con una buena rebanada de pan tostado por persona. Las gambas al ajillo serán tu nuevo favorito.