Y QUE VENGA EL FRÍO

Lentejas con lacón y verduras: sencillo y cálido, como para ir entonando el esqueleto

El verano se ha ido casi sin avisar, pero aquí tienes la solución para no destemplarte.
martes, 22 de diciembre de 2020 · 03:30

Oficialmente ha llegado el invierno y con ello, nuestras ganas de preparar comidas de olla que impliquen abrigo a la familia. El guiso de lentejas, podría ser considerado el plato por excelencia de los meses fríos, no solo por su sabor incomparable y su sencillez en la elaboración; sino también por la gran cantidad de beneficios que aporta al organismo. Si aún no sabéis mucho del tema, os invitamos a chequear el video informativo de “Que apetito”.

Las cantidades que indicamos serán suficientes para que cuatro personas se sirvan de este delicioso plato principal. Necesitaremos 2 vasos de lentejas, 1 zanahoria, 2 ramas de apio, 100g de espinacas frescas, 1 cebolla, 1 pimiento rojo y uno verde, 1 tomate, 200g de lacón cocido, sal, pimienta, aceite de oliva, un caldo de verduras y pimentón.

Comenzaremos nuestro menú invernal, colocando las lentejas en abundante agua fría para que reposen allí mientras preparamos las verduras. Pelaremos y cortaremos todas en trozos muy pequeños. En una cacerola amplia, colocaremos un poco de aceite, las lentejas escurridas y el mix de vegetales, excepto las espinacas, además reservaremos un poco de cebolla y pimiento.

Cubriremos todos los ingredientes con agua, hasta que exceda por lo menos 3 centímetros a las lentejas. Taparemos y cocinaremos a temperatura media, mientras nos disponemos a preparar la otra parte importante del platillo.

En una sartén aparte colocaremos la cebolla, el pimiento y las lonchas de lacón, con un poco más de aceite. Cocinaremos hasta dorar o hasta que las verduras estén bien tiernas, allí agregaremos una buena cantidad de pimentón. Este paso dará un plus de sabor al guiso que no podrás creer.

Agregaremos, el sofrito recientemente hecho y aún con buena temperatura, a la olla en la que se encuentran las lentejas. Probaremos si ya están cocidas, rectificaremos sal y el condimento que sea de tu agrado. Finalmente, este manjar ya estará listo para servirse.

Si lo quisieras hacer un poco más contundente, podrías reemplazar el lacón por chorizo en rodajas que cocinarías en el sofrito. A este tipo de ingredientes también le va perfectamente la morcilla y la panceta. Y como dato curioso, os contamos que en algunas partes del mundo lo consumen con trozos de queso blando en el plato, que al tomar contacto con la preparación, se funde y queda increíble.

El invierno ya está entre nosotros, por eso os recomendamos que nunca falte en tu despensa un buen paquete de lentejas, que sin dudas te salvarán cuando te apetezca darte el gusto de comer un alimento con sabor a hogar.