EN CINCO MINUTOS

Gambones al ajillo, la entrada ideal para la Nochevieja

Con un plato tan sencillo olvídate de pasar largas horas en la cocina.
jueves, 31 de diciembre de 2020 · 03:00

Cuando pensamos en que comer en fechas festivas, generalmente sucede que nadie quiere pasar demasiado tiempo con las ollas. En este sentido, es que preparar gambones al ajillo te salvará, aunque eso sí; deberás pensar en alguna otra cosa como acompañamiento para que no os quedéis con hambre.

Antes de comenzar a enumerar los ingredientes que necesitaremos para esta delicia que se consume con las manos, os recomiendo que chequeeen el video de “Guía Repsol”, con el que aprenderás un nuevo modo de comer las gambas y luego podrás enseñárselo a tus comensales.

Ahora sí, para cuatro personas en esta receta necesitaremos 500g de gambones, 400g de patatas cocidas, cantidad necesaria de ajos y perejil, sal, pimentón dulce y aceite de oliva. Cuando reúnas todos los ingredientes, prepárate porque en menos de lo que canta un gallo, todo estará listo.

Arrancaremos el menú machacando muy bien los ajos y el perejil, que serán los elementos claves en darles todo el sabor a los mariscos. Lo ideal es hacerlo en un mortero, con sal y un buen chorro de aceite de oliva.

Las patatas previamente cocidas, las cortaremos en rodajas y podríamos dejarles la cáscara, si es que esto es de tu agrado. Cuando estén listas las acomodaremos como base en una bandeja amplia y linda, pues allí presentaremos la comida.

Llega el momento de cocinar las gambas, para eso colocaremos un sartén con aceite de oliva y un poco de sal a tomar temperatura. Pondremos allí, cada una de las piezas embebidas en la mezcla de especias y cocinaremos fuerte por solo algunos minutos.

Habrá que estar muy atentos para que las gambas no se quemen, ya que son muy frágiles. Después de tres minutos, hay darles la vuelta  y ya estarán listas. En ese punto, espolvorea un poco de pimentón sobre las patatas y luego distribuye los mariscos por encima.

Una vez que todo esté emplatado, os recomiendo que viertan un poco más del majado sobre toda la preparación. Así, agregarás un extra de frescura y sabor a este platillo, que sin dudas encantará a todo el mundo.