OPCIÓN VEGETARIANA

El paso a paso para lograr un risotto de setas que no podrás olvidar jamás

No podrás creer lo simple que es preparar este plato.
jueves, 7 de enero de 2021 · 04:15

En esta oportunidad os enseñaremos a preparar risotto de setas, uno de los emblemas de la cocina italiana que puede conseguirse perfectamente en los hogares españoles. Su consistencia y aroma hará que lo ames de inmediato.

Para cocinar este manjar necesitaremos 320g de arroz para risotto, 1 litro de caldo de verduras, 400g de setas variadas, 1 cebolla grande, 40g de mantequilla, ½ vaso de jugo de uvas blancas con alcohol, 1 diente de ajo, 100g de queso reggianito rallado, perejil fresco picado, aceite de oliva, sal y pimienta.

Antes de comenzar con el procedimiento de la receta, os recomendamos que chequeen el video informativo de “Supermercados El Árbol”, este explica perfectamente como limpiar las setas y conservarlas mejor. Ahora sí, arrancaremos colocando una cacerola con el caldo de verduras a calentar y en él, las setas cortadas.

Mientras tanto picaremos la cebolla y la pocharemos en una sartén amplia, cuando casi este transparente incorporaremos una cucharada de mantequilla, mezclaremos para que todo se integre y luego agregaremos aquí el arroz.

Dejaremos unos tres minutos que se cocine, para que se impregnen los sabores y el menú sea más contundente. Al cabo de ese tiempo, verteremos el jugo de uvas y esperaremos unos minutos para que el alcohol se evapore.

En otro recipiente pondremos a dorar el ajo picado muy fino y allí colocaremos el mix de setas que antes cocinamos en el caldo, salpimentaremos y dejaremos cocinar por cinco minutos. Posteriormente, pasaremos esta mezcla (con todos sus jugos) a la cazuela en la que se encuentra el arroz.

Mezclaremos bien y agregaremos un cucharón de caldo. A partir de aquí, es importante no dejar de remover para darle al risotto esa consistencia tan característica que buscamos. Agregaremos más líquido a medida que la preparación se vaya secando y aún el arroz no llegue a su punto.

En aproximadamente 15 minutos, esta delicia de sabores y aromas estará lista. Para finalizar, puedes agregar un poco más de mantequilla para que se funda con la temperatura del plato y eso sí, no debe faltarte una buena cantidad de queso rallado y perejil fresco para añadir por encima.