DEVASTADOR

Exiliado y sin un hombro amigo, así recibió Don Juan Carlos la noticia sobre Felipe de Edimburgo

Al Emérito y el Príncipe los unían lazos más allá de la sangre.
domingo, 11 de abril de 2021 · 01:30

Una de las peores situaciones que implica asumir la partida de un ser querido, es no poder despedirse ni presentar el debido respeto a su memoria durante los actos póstumos. La pandemia mundial ha modificado todo lo previsto para organizar las exequias de Felipe de Edimburgo, a las que posiblemente no podrán asistir muchas personas que en vida sintieron cercanía y cariño hacia él, uno de ellos, el Rey Juan Carlos.

La revista "Lecturas" confirmó que el Emérito recibió la noticia sobre el fallecimiento de Felipe de Edimburgo, a sus 99 años, de los cuales no fueron pocas las ocasiones en las que ambos compartieron en familia, más allá de los rigores institucionales de las Casas que ambos representaron.

El Emérito recibió la fatídica noticia del deceso de Felipe de Edimburgo desde Abu Dabi.

Afirman también fuentes allegadas que el esposo de la Reina Sofía recibió la noticia como un balde de agua fría. Sus recuerdos, no solo albergan los lazos familiares -recordemos que su abuela, la gran Victoria Eugenia, era prima hermana de la Princesa Alicia de Battenberg, madre de Felipe de Edimburgo-, sino una camaradería especial, tanto con el desaparecido Príncipe como con su querida prima, la Reina Isabel, a quien cariñosamente aún llama "Lilibeth".

Su primera visita a Reino Unido en 1986 después de un siglo en que ningún Monarca español visitara este país, fue el inicio de una serie de visitas mutuas de Estado entre parejas reales. Fue evidente en cada uno de estos encuentros, la familiaridad y el cariño con el que se alejaban un poco del protocolo y resultaban en verdaderos encabezados entre los tabloides de ambas naciones.

Don Juan Carlos y Felipe de Edimburgo fueron más que pares reales unidos por el deber: fueron amigos. Fuente: (ABC)

¿Un punto en común entre Don Juan Carlos y Felipe de Edimburgo? Entre los primos, nos atreveríamos a contar no uno sino varios, pero de aquellos rasgos que los entrelazaron por supuesto, no podrían faltar el buen humor de ambos y la debilidad de ambos por el género opuesto. Solo Dios sabe cuántas confidencias no se reservaron el uno al otro y los códigos "de caballeros" que consistían entre otras cosas, en no tener memoria sobre sus sonadas andanzas.

Pero varias décadas han pasado desde aquello, y ahora el solitario exgobernante debe decir adiós para siempre a Felipe de Edimburgo desde Abu Dabi donde se mantiene en el exilio "voluntario" en espera del permiso de Zarzuela para volver.

Tanto Felipe de Edimburgo como el Rey Juan Carlos compartieron grandes momentos juntos.

Si las condiciones sanitarias mundiales no fueran tan adversas, la historia sería distinta: quizás el Emérito no puede volver a suelo patrio por considerarse "inconveniente" pero sí que habría hecho presencia en Reino Unido para despedir a Felipe de Edimburgo. Su cercanía y amistad durante tantas décadas valían el esfuerzo de movilización y en realidad, él no es un prisionero en el país emiratí y puede trasladarse a donde desee como cualquier jubilado a su edad.

Pero la realidad es que según lo que se ha podido conocer hasta ahora a través de la fuente consultada, es que según los deseos de Felipe de Edimburgo, "se realizará un acto privado e íntimo al que solo acudirá la familia del príncipe Felipe, además de sus amigos más cercanos". La Reina Isabel hubiera deseado que se realizaran los honores de Estado a los que tenía derecho y merecimiento, pero el Duque pidió una ceremonia discreta, para que su despedida no se convirtiera en un revuelo mediático.

Otras Noticias