TENSIÓN

Solo por esta vez, Guillermo y Harry cumplen la promesa que Felipe de Edimburgo quería ver cumplirse

Los nietos del Príncipe cumplieron su parte en las exequias, en honor a él.
domingo, 18 de abril de 2021 · 01:30

Una vez finalizados los actos póstumos en honor al Príncipe Felipe de Edimburgo en la Capilla de San Jorge en Londres, la Reina Isabel abandonó el lugar en un coche que la aguardaba, mientras el resto de los familiares esperaron puertas adentro, hasta que al verla partir también se dispusieron a dar por terminada la ceremonia.

Entre las respectivas despedidas de los miembros del clan Windsor y las autoridades que oficiaron la misa, tuvo lugar un hecho que marcó el antes y el después de la jornada en honor a Felipe de Edimburgo: finalmente Guillermo y Harry fueron vistos caminando juntos, tal como su abuelo lo hubiera deseado.

Después de un año de distanciamientos, Guillermo y Harry se unen por la memoria de Felipe de Edimburgo.

No pareció cuestión de casualidad. Al inicio de los honores militares para Felipe de Edimburgo, cuando conformaron la procesión que siguió el féretro hasta el lugar donde se realizaría la misa, el primo de Harry y Guillermo, Peter Phillips, fue ubicado en medio de ambos tal como había expuesto "Buckingham" apenas este viernes a través de un comunicado.

Si bien se esperaba que ocurriera lo mismo a la salida, una vez culminaran los actos póstumos y la formación familiar fuera la misma, todos los miembros de la familia Windsor salieron sin ningún orden en particular. Fue allí cuando se pudo divisar a los hermanos lado a lado, en aparente tranquilidad.

Los nietos de Felipe de Edimburgo salen de la Capilla de San Jorge juntos.

Mientras caminaban hacia la salida, el clan apuraba el paso para tomar los coches que esperaban en las inmediaciones. Se pudo ver a Harry y Kate Middleton conversar y caminar al mismo tiempo, para luego unirse a Guillermo que los esperaba unos pasos adelante. Así que las audiencias pudieron evidenciar en imágenes, el recorrido que finalmente los une después de un año distanciados.

Con los Windsor nunca se sabe. Estas muestras de cercanía entre los nietos de Felipe de Edimburgo, bien pudieron ser un gesto de cordialidad sin mayores vueltas para darle, o una estrategia mediática que pretende mostrar al mundo un frente familiar unido y que pueda desmitificar las rencillas internas que tantos kilómetros de tinta han derramado los medios en los últimos dos años.

Tal como lo hubiera querido Felipe de Edimburgo: sus nietos juntos y en paz.

Una tercera vía, sería la posibilidad de que tanto Guillermo como Harry, hayan acordado aliviar las tensiones por consideración a su abuela, la Reina Isabel, quien ni siquiera quiso guardar el luto de 8 días al que tiene derecho por la perdida de Felipe de Edimburgo. En el futuro se verá si los príncipes logran avanzar después de este día.

En lo más próximo, se espera que Harry permanezca unos días más en Reino Unido junto a la Monarca y el resto de la familia para unirse al dolor de la ausencia del Duque. Luego regresará a Montecito, California junto a su esposa Meghan Markle para seguir con su plan de vida, fuera de los rigores palaciegos de "Buckingham".