INSÓLITO

El nuevo placer culposo de la Reina Letizia: el dolor y drama familiar de Rocío Carrasco

La Soberana no puede evitarlo, es más fuerte que ella.
jueves, 8 de abril de 2021 · 15:46

Si existe alguien que conoce de punta a punta los entresijos de "Zarzuela", sin duda tiene que ser la periodista Pilar Eyre, y en esta oportunidad sorprende con sus últimas informaciones que involucran a la mismísima Reina Letizia: nos confiesa por ella su último placer culposo, que asume sin pena alguna y como a muchos, no podemos culparla por ello.

En su blog 'No es por maldad' en la revista "Lecturas", la autora revela aquello que tiene a la Reina Letizia tan cautivada, y es que conociéndola no parece muy propio de ella, tan reservada y hermética en ocasiones, pero ahí la tenemos sin mirar para los lados: es el último teledrama protagonizado por la hija de Rocío Jurado, Rocío Carrasco.

La Reina Letizia y su etapa más feliz al frente de las cámaras.

Porque en realidad, la Reina Letizia nunca dejó de ser periodista, está en su ADN. En sus días como prometida del entonces Príncipe de Asturias, Felipe, por poco se lo piensa dos veces. ¡Qué habría dado la Soberana si ejerciera hoy, por tener esas sonadas exclusivas con su rúbrica en ellas! Fue una decisión difícil, que la atormentó por muchas noches y ya comprometida, pensó con mucha ilusión que podría seguir ejerciendo.

De hecho, según Eyre, en un principio, la Reina Letizia era la primera en marcar a los periodistas para desmarcar informaciones o corroborarlas, mientras era la novia del Príncipe, respondía a los reporteros con simpatía cuando la abordaban por la calle y en líneas generales era todo brillo y carisma.

La Reina Letizia con una periodista alemana en Mozambique.

Hasta mantuvo por un tiempo su número de teléfono "plebeyo" y en una ocasión, recibió la llamada de Carmen Rigalt, quien no sabía si aún era ese y ambas se llevaron una grata sorpresa cuando la Reina Letizia atendió, ambas tuvieron una gran conversación en la que compartieron admiración mutua y varias confidencias.

Incluso, una persona que pudo contar a Pilar como era la Reina Letizia cuando vivía el trance entre el periodismo y su vida monárquica, le comentó lo "mona" y "atractiva" que era la asturiana en encuentros sociales, donde coincidía con los famosos de la farándula nacional por quienes sentía plena curiosidad: "Letizia era muy divertida. Se dirigía a los famosos directamente, les hacía preguntas, era muy espontánea, más que guapa, el príncipe se enamoraba mirándola".

La Reina Letizia con Adriana Abenia: "no le deja comida hecha al Rey cuando se va de viaje".

"Casa Real" fue anulando sus ilusiones poco a poco. Con la esperanza de al menos tener algunas apariciones televisivas como algún documental, tuvo muchas ideas e iniciativas, pero los "hombres de gris", esos odiosos consejeros reales que aparecen y desaparecen entre los muros de Zarzuela como auténticas apariciones, frenaron sus impulsos con las típicas frases que todo lo resolvían: "Su Majestad, este no es el momento adecuado" y la que más le enojaba, "la situación de su suegro es delicada".

Hoy es la mujer que conocemos, o al menos lo que ella permite dejar ver. De aquella joven cándida y llena de vida, la precede una mujer austera en estilismo pero también en sentimientos. Bien tenía razón la Emérita Sofía, cuando al conocerla le dijo "No me agradas, pero haré de ti una Reina", y sí: la edificaron a razón de lo que se esperaba de ella con el pasar de los años, y aunque desconfía de los medios, la Reina Letizia no puede separarse totalmente, y esto al menos lo han logrado los dramas de Rocío Carrasco.

Otras Noticias