INÉDITO

La Reina Letizia y sus daños colaterales: "Si insiste en seguir austera, nos arruinará a todos"

La Monarca o no lo ve aún, o no lo quiere entender.
miércoles, 12 de mayo de 2021 · 16:35

No importa si el estilismo que adornaba a la Reina Letizia fuera de "Zara", "Cherubina" o "Carolina Herrera" y "Hugo Boss", los mejores tiempos de la Consorte en estilo y proyección ocurrieron en años prepandémicos y por mucho tiempo agradecimos desde la prensa sus elecciones estilísticas. Su apoyo al sector de la moda "Made in Spain" produjo el naciminto del "Efecto Letizia", pero tan pronto como llegó se ha ido. La COVID 19 no sólo cambió la realidad, sino las preferencias de armario de la Monarca..

Austeridad: la palabra que ahora define el sentir de la moda de la Reina Letizia y comienza a resultar un total desacierto. No hablamos específicamente de su nueva costumbre de revivir prendas de pasadas colecciones y las abraza como si fueran de temporada con total perfección, hablamos de un daño colateral que está sufre hoy el rubro del textil, y que de forma insospechada podría estar causando la elegante Soberana

Desde las prendas "low cost" hasta los diseños de grandes firmas: la Reina Letizia las posicionaba muy bien en el mercado.

Relata "Vanity Fair" que en sus primeros años de Princesa, le causaba estupor a la Reina Letizia que cada atuendo escogido se destacara ante los medios por encima del acto oficial, pero luego comenzó a comprender que detrás de aquello había toda una maquinaria informativa que beneficiaba a emprendedores y diseñadores locales tanto chicos como grandes y además posicionaba muy bien en Google a las marcas para que pudieran ofrecer a los lectores en tiempo récord quien la vistió en tal o cuál ocasión.

Viéndolo así, la Reina Letizia comenzó a sentirse orgullosa con su nuevo rol -totalmente inesperado, eso sí- como embajadora de las marcas "Made un Spain" ante el mundo, ayudando a visualizar el sector ante los ojos de todos tan solo con su presencia, sin olvidar, por supuesto, los constantes cariñitos al ego detrás de cada gran titular.

La última vez que la Reina Letizia estrenó algún atuendo fue durante el verano del 2020.

No es cualquier cosa: no se trata de una Reina Letizia despilfarradora y obsesiva de la moda, sino de cómo ella ayuda a estimular a un sector económico que representa un 2,8% del PIB de España y amasa un 4,1% de oportunidades de empleo en el país que incluye a toda la cadena de producción y comercialización.

Esto no se queda acá solamente, algo que la Reina Letizia sabe desde el inicio es que el mercado internacional es un importante nicho para el rubro nacional de la moda. Amasa en cifras un importante 9% de las exportaciones del país y atrae a compradores de todo el mundo a través del comercio digital en un 13%. Esto no la convierte en ninguna "influencer" española ni de ninguna parte: la Reina Letizia no necesita público en Instagram y Twitter para "vender".

La Reina Letizia hace lo que ninguna "influencer" o "instagrammer" puede.

Desde julio del año pasado, la Monarca decidió no estrenar piezas de colección. Son tiempos difíciles y ella debe dar el ejemplo de austeridad y alejarse de los gastos onerosos de representación. Además la economía actual también repercute en los fondos de "Zarzuela". Pero con esta medida que muchos sectores del país "agradecen", también comienzan a evidenciarse fallas de tipo estructural. Solo en 2020, la proyección de pérdidas de empleos era de 75 mil y las ventas representarían un cuarto de las cifras anuales acostumbradas.

No es que sobre la Reina Letizia recaiga la responsabilidad ulterior de la recuperación o el colapso de la industria de la moda, pero es una gran embajadora que moviliza el mercado y su negativa a usar prendas de nuevas colecciones impiden un gran valor añadido, sobre todo para los emprendedores y negocios pequeños. Si la Soberana desea contribuir a una recuperación pronta de este sector y ayudar también a los medios especializados, el momento es ahora, antes de que sea demasiado tarde.

Otras Noticias