Musas inspiradoras

Estas son las mujeres que marcaron un antes y un después en la vida de Joaquín Sabina

El músico se basó en la experiencia propia para sus destacadas obras.
jueves, 13 de mayo de 2021 · 13:31

Es indiscutible el talento y las facetas prodigiosas de Joaquín Sabina: poeta, músico, compositor, escritor y pintor. Sin embargo, de todas sus cualidades envidiables hay una que le jugó, en más de una oportunidad, muchos problemas y es que el artista es un seductor nato, aunque no quisiera serlo su histrionismo y elocuencia lo transforman en un "don Juan".

Lo cierto es que, a pesar de tener determinada y peculiar fama, las mujeres que marcaron su vida fueron pocas y se pueden contar con los dedos de una sola mano. El oriundo de Úbeda lo declaró en su biografía "Sabina en carne viva", escrito por él mismo junto al periodista Javier Menéndez Flores. Ellas fueron: Chispa, Sonia, Isabel, Cristina y Jimena.

Actualmente el cantante se encuentra casado con Jimena Coronado desde hace más de un año, fuentes cercanas a su entorno consideran que ella fue la pieza clave para su recuperación física luego de haber sufrido una considerable caída del escenario que lo llevó a estar un tiempo extenso hospitalizado. 

Chispa fue el amor de la juventud de Joaquín Sabina, él se encontraba perdidamente enamorado y rendido a sus pies "era la más guapa". Para su desgracia era la hija del notario de Úbeda, mientras que él era un joven rebelde sin saber qué rumbo seguir, en estas circunstancias, por supuesto, que no era el mejor candidato para la bella joven de alta sociedad. De todas formas, no estaba dispuesto a darse por vencido y se instaló en el jardín de su amada en forma de protesta, ante esto el progenitor de la joven debió tomar medidas en el asunto y la envió a vivir a Granollers.

Por otro lado, Sonia fue una de las damas que dejó ciertas secuelas en él, pues la relación no funcionó por los celos extremos que ella sentía hacia el artista. En la lista de amores de Joaquín Sabina está una de las mujeres más importantes de su vida, Isabel Oliart, madre de sus dos hijas, Carmela y Rocío. El cantante de "Peces de ciudad" confesó en una entrevista reciente la admiración que siente por su exesposa: "De haber sido una elección premeditada, nunca habría podido escoger una madre mejor".

Sin embargo, quien habría sido una de las mejores musas inspiradoras de Joaquín Sabina fue Cristina Zubillaga, la relación que mantuvieron fue "alocada y devastadora" según sus dichos, principalmente porque él continuaba conviviendo con la madre de sus herederas: "Yo me iba diez días de casa y no decía dónde, aunque Isabel lo sabía muy bien, yo me iba con Cristina. El caso es que cuando yo volvía, no tenía ni una mala palabra ni un mal modo conmigo".

Si bien no fue un romance corto, ya que siguieron frecuentándose por muchos años, el compositor ya no se encontraba embelesado, algo había cambiado y hasta el día de hoy le resulta un total misterio: "La chica que yo conocía desapareció, pero desapareció entre la sopa y el postre".

Otras Noticias