INDIGNANTE

La Reina Letizia y su amnesia selectiva sobre la Corona, la Iglesia y las saliditas con su ex

La Monarca palidece cuando su pasado toca a su puerta.
domingo, 9 de mayo de 2021 · 01:30

Bien lo refería la última biografía de la Reina Sofía, "Sofía, la última Reina": "'Una cosa es ser parte de la Realeza y otra muy distinta es trabajar para ella". Esto con referencia a la marcada diferencia que existe entre nacer y ser criada para gobernar y, por otro lado, casarse con un Príncipe, redireccionar el curso de su vida y reinventar su propia historia para evitar estupores y escándalos a su alrededor como, sin dudas, ocurrió con la Reina Letizia.

Este principio también fundamenta una máxima: "Las Reinas no tienen memoria", y esto es simplemente porque ni en el primer caso ni en el segundo sería "recomendable" la aparición de hechos que deban sufrir "tachaduras" por parte de "Zarzuela". Por supuesto, en el caso de la Reina Letizia, eliminar parte de su pasado es un reto que aún la "Casa Real" no ha podido culminar del todo.

Como todas las personas fuera de la vida palaciega, la Reina Letizia tuvo una vida normal.

Lamentablemente, el pasado no se puede cambiar y, mientras la Corona intente ocultar datos e información, la labor investigativa para dar con aquello que se pretende ocultar sobre la Reina Letizia saldrá a la luz con más prontitud de la que imaginamos.

Para poder revelar algunos hechos que "Zarzuela" preferiría olvidar, nos hacemos eco de algunas informaciones del portal "Moncloa", que ha expuesto algunos datos adicionales: ¿musa de pintores? ¿Actriz de teatro y un viaje estudiantil a México? ¡Más que conocido! Ni hablar de otros detalles que expuso su primo David Rocasolano en aquel polémico libro "Adiós Princesa".

De atea confesa a fervorosa feligresa: así ha cambiado la Reina Letizia a través de los años.

En este caso, nuevos datos se incorporan al "prontuario" de la Reina Letizia. Uno de los más sonados era su agnosticismo: la Monarca no era precisamente la creyente más fervorosa, de hecho, su primer matrimonio fue por el civil. Para amigos y familiares resultó una total sorpresa cuando se convirtió al catolicismo, pero esto ocurrió al casarse con el Rey Felipe. ¿Una prueba? En misa jamás se la verá orando como al resto y son muy pocas las actividades de orden religioso previstas en su agenda.

Hablando de matrimonios, el medio citado afirma que de las tres relaciones conocidas de la Reina Letizia antes del Rey Felipe, con quién mejor se lleva es con su primer esposo, Alonso Guerrero. Tanto así que se frecuentan en la actualidad y, a veces, van por café y charlar un rato, aunque en tiempos de pandemia los reencuentros habrán cesado.

Si bien la Reina Letizia ha protagonizado algunas escenas de celos, ella sí mantiene contacto con uno de sus ex.

¿Qué hay de algunas costumbres y hábitos? En este caso, la Reina Letizia es conocida por su régimen alimenticio a base de pescados y verduras, además de una rutina de ejercicios que no descansa ni los domingos, se declaró abstemia más de una vez, pero ¿y el cigarrillo? Al parecer, es una gran fumadora y todavía no puede dejarlo. Lo peor es que ha sido imagen institucional en campañas para alentar a la juventud a no adquirir este hábito.

La Monarquía puede hacerse de la vista gorda con todo lo anterior, pero las opiniones de la Reina Letizia con respecto a la Corona pudo no ser el mito urbano que es, si la cadena "TVE" no hubiera destruido la única evidencia sobre este hecho: "Moncloa" reveló la existencia de un vídeo grabado en México con data de 1996, cuando la Soberana estudiaba en la Universidad de Guadalajara. Allí ella expuso sus opiniones sobre la Corona y no fueron las más favorecedoras. "TVE" pagó 6 mil euros en 2003 para desaparecer la cinta que contenía su declaración a modo de protegerla a ella y a su compromiso con el Rey Felipe.

Otras Noticias