UN SALVADOR

El ángel de la guarda de Ana Belén que la protegió y la subió a lo más alto

La artista podría haber sufrido muchos abusos en su juventud.
miércoles, 2 de junio de 2021 · 04:15

Hay personas que para lograr el éxito tienen un golpe de suerte, por supuesto que el estudio, sacrificio y dedicación son la parte esencial de la tarea, pero también deben encontrarse con un giro en el destino. Ana Belén, es una de las estrellas a la que la vida le sonrió en los inicios de su carrera y por eso supo llegar a lo más alto.

Incluso hay personas que pueden tratar de aprovecharse de este talento, otro, sin embargo, solo ven el potencial y buscan dejar la marca que les sirva para el futuro. Ana Belén, podría haberse topado con gente muy mala porque de hecho era muy joven cuando comenzó con los castings y concursos de radio y televisión.

Recordemos que no todo es color de rosas en el ambiente televisivo, en "Los niños prodigio del cine español", se cuenta cómo el coreógrafo de Pili y Mili les ofrecía pastillas indicando que eran para el cansancio cuando las niñas pedían un descanso de los rodajes. Incluso se conocen los abusos que tuvo que soportar Marisol en su día a día, de todo esto se salvó la artista española.

Ana Belén se había presentado al concurso radiofónico que presentaba Bobby Deglané en Radio España cuando tan solo tenía 11 años. Los productores buscaban incansablemente a un par de niños prodigios que interpretaran a Marisol o a Pablito Calvo. La actriz pudo ser la última generación de niñas prodigio junto con Rocío Dúrcal o Pili y Mili.

Incluso se sabe que los mismos productores de Rocío Dúrcal se acercaron a la radio donde Ana Belén cantaba a diario para ficharla, necesitaban nuevas caras juveniles para el cine de los 60. Hoy sabemos que la vida profesional de las jóvenes estrellas de cine y televisión no era nada fácil por aquel entonces, en vez de vivir la rutina relajada que tenían sus amigos todo les costaba mucho más.

Tuve la suerte de que "Zampo y yo" no tuvo tanto éxito, pero me hubieran hecho daño también como lo hicieron con todos los demás.

"Zampo y yo" no tuvo el éxito que se esperaba y por eso los productores rompieron con ella todos los proyector que tenía a futuro. Pero en ese camino de fracaso se encontró con Miguel Narros, que dirigía una escuela de interpretación y allí llegó Ana Belén. Ella misma indicó que él fue como un segundo padre, que la cuidó y le enseñó lo mejor del cine que sacó provecho más adelante.

Otras Noticias