Un triste adiós

El amor prohibido que Joan Manuel Serrat tuvo que abandonar en contra de su voluntad

El intérprete español vivió un fortuito romance con una mujer que habría cambiado su vida.
miércoles, 14 de julio de 2021 · 03:00

Entre las vivencias y romances del cantante español Joan Manuel Serrat mucho se ha comentado a lo largo de su carrera, pues como una de las estrellas más grandes del país, también fue uno de los los solteros mas cotizados de su época. El intérprete español guarda una lista de posibles amores, que de una manera un otra rodearon su vida personal.

Nombres como el de Charo Vega y Lolita Flores resonarían en las memorias románticas de Joan Manuel Serrat; incluso se dice que el ambiente artístico habría llevado en varias oportunidades al cantante por caminos del corazón que traspasaban la música y que además fueron inspiración para varios de los éxitos románticos.

Aunque fue su matrimonio con Candela Tiffón uno de los más llamativos en la crónica social española. Serrat vivió un romance con un mujer que logró robarle el corazón de manera fugaz. Se llamó Josefa “Pepa” Flores González, mejor conocida como Marisol, la cual se estaba divorciando de su primer esposo, Carlos Goyanes

Para el momento, el esposo de la actriz estuvo involucrado en varios escándalos que causaron su disgusto, y en este momento fue en Serrat, en quien habría conseguido apoyo. El flechazo entre ambos se habría dado de inmediato y así fue como comenzó una intensa relación, que solo duró unos meses.

Sobre este corto romance, el periodista Manuel Román, quien ha seguido de cerca la carrera de Serrat por años, reveló que esta mujer supo dejar una huella imborrable en el corazón del artista español; incluso afirmó conocer el lugar donde se dieron los primeros encuentros de la pareja

Pude descubrir el nidito de amor de la pareja. Un apartamento propiedad de Serrat, situado a espaldas del Nou Camp

Según revela el comunicador, tanto Serrat como Marisol estaban tan perdidos el uno por el otro que hacían todo tipo de malabares para poder estar juntos, ya que ambos tenían una apretada agenda, él en sus guras musicales y ella en sus papeles como actriz. Así, habría llegado el momento en que Marisol habría querido dar un paso adelante en su romance; una situación que parecía no estar en los planes de Serrat, no por un aspecto del corazón, si no debido a los muchos compromisos que agendaba en ese momento de su carrera artística, lo que llevó al fin del romance, una penosa situación que a ambos les tocó vivir en contra de su voluntad.

 "Marisol quería formalizar de algún modo aquel idilio, no necesariamente con papeles por medio. Y Serrat volaba por libre", relató el periodista sobre este fugaz romance. 

Otras Noticias