Los días fueron una pesadilla

Mila Ximénez relató en primera persona el peor suceso que tuvo que vivir por su hija, Alba Santana

Las memorias de la sevillana están dando mucho de qué hablar.
miércoles, 21 de julio de 2021 · 15:29

Todavía no pasó un mes del fallecimiento de Mila Ximénez y los problemas ya llegaron multiplicados a su familia. La revista "Lecturas", donde colaboró por muchos años, anunció que los directivos del medio de comunicación adquirieron los derechos de las memorias de la periodista escritas en el año 2005, tituladas, "Perdón si no hablo de mí", un libro autobiográfico que fue publicado y descatalogado al poco tiempo.

Aún no se sabe con absoluta certeza cómo fue que desde el magacín lograron obtener estas facultades y potestades de la comunicadora, de hecho, su hermano, Manolo Ximénez, se mostró muy enojado con esta situación, pues no le parece en absoluto que se lucre con la muerte de su consanguínea. Al conocer la noticia advirtió que "espera que tengan la documentación adecuada para demostrarlo".

La primera publicación del medio ya mencionado estuvo referida a los pensamientos que la periodista tenía sobre las artistas españolas, precisamente sobre un sector que siempre fue muy cuidado, el de "las folclóricas": "Mucho me han preguntado, y no pocos me han increpado, pidiendo una respuesta a mi animosidad hacia Isabel Pantoja. Pues bien, les diré que, en efecto, ella personalmente no me produce la más mínima simpatía, pero además pertenece a un colectivo que durante mucho tiempo ha estado sentado a la sombra de la permisividad".

Han sido protegidas como si fuesen una especie en peligro de extinción.

La segunda entrega de los escritos de Mila Ximénez fue más que polémica, puesto que la sevillana redactó con su propio puño y letra cómo fue el terrible momento en el que tuvo que despojarse de su heredera, Alba Santana: "Reconocer que tuve que tomar la decisión de enviar a mi hija a vivir con su padre sigue haciéndome daño".

Mila Ximénez y Alba Santana. Fuente: (ES 24).

En este contexto, cabe destacar que Mila Ximénez tuvo que tomar esta determinación tras quedarse prácticamente en la ruina por la culpa de Encarna Sánchez, quien en su momento intercedió para que adquiriera un ostentoso inmueble asegurándole que siempre tendría trabajo a su lado, al poco tiempo la despidió. Por otra parte, no contaba con la ayuda económica que Manolo Santana debería haberle brindado para el sustento de su retoña. Claramente, este fue el episodio más triste de la vida de la colaboradora.

Otras Noticias