No se lo esperaba

El día que Julio Iglesias estuvo a punto de perder lo más preciado de su vida

El intérprete español se enfrentó a un difícil reto en los años 80.
jueves, 22 de julio de 2021 · 07:00

Como uno de los más reconocidos artistas de todo el mundo en habla hispana, Julio Iglesias debió siempre innovar en su carrera musical para sorprender y mantener contento a su público, mismo que lo ha acompañado durante todos sus años de carrera.

En los 80, el artista se enfrentaba a un inigualable reto: cantar en alemán sin tener un dominio completo del idioma, pero con la intención clara de querer conquistar a su público. Para la época, el artista español acumulaba gran fanaticada en este país, especialmente las mujeres; el intérprete era conocido como el rey de las baladas y las televisoras de ese país no paraban de hacer promoción a su figura. 

En una de sus presentaciones televisivas, el exesposo de Isabel Preysler se daba por enterado del gran público que había conquistado en una gira, misma en la que interpretó uno de sus más conocidos temas en alemán. Para el momento, la presentadora del espacio televisivo le hacía saber qué tan admirado era en ese territorio

Usted es un hombre muy admirado por las mujeres alemanas.

Así, Julio Iglesias aclaraba que no dominaba el idioma, pero debió aprender a hacer varias interpretaciones en alemán para complacer a su público. 

En alemán sé solamente los títulos de las canciones.

Este paso lo daba Julio Iglesias gracias a las recomendaciones de su mánager, quien le aconsejó hacer varias interpretaciones de sus temas en este idioma. No era la primera vez, pues muchas veces tuvo que cantar en el idioma del país en el que daba cada show, para ser tomado en cuenta como artista internacional

Este, lejos de ser un inconveniente en su carrera, fue un gran reto que Julio Iglesias pudo enfrenar para no perder lo más preciado en su carrera: su público. 

 

Posiblemente este fue el punto que convirtió a Julio Iglesias en un artista por completo: él no sabía hablar ni japonés ni alemán, pero se esforzaba al máximo para que su público entendiera sus canciones y les llegara al corazón, desde algo tan importante como lo es el idioma.

 

Otras Noticias