Recuerdos

El amor secreto que tuvo Mila Ximénez en su juventud que cambió para siempre el rumbo de su vida

La periodista a lo largo de su carrera se ha mostrado transparente al momento de expresar sus emociones.
miércoles, 1 de septiembre de 2021 · 12:48

Mila Ximénez en junio de este año ha dejado en los medios de comunicación un dolor profundo cuando se anunciaba su fallecimiento luego de haber batallado contra el cáncer. No falta ocasión para que algún periodista o amigo la recuerde, puesto que ha sido una mujer que ha marcado la vida de quienes la rodeaban, como también en ella han dejado huellas los grandes amores que ha tenido, y durante años hizo eco de aquello.

Siempre ha sido un personaje muy querido y cuyo rostro invadía las portadas de las revistas del corazón, sin dudas que su vida personal llegaba a interesar a la audiencia, que tan expectante estaba de quién sería el encargado de hacer sonreír a la periodista. Tanto es así que en los años 80 se conocía que la presentadora iniciaba una relación con el tenista español del momento, Manolo Santana, con quien tuvo a su única hija, Alba, años más tarde. Sin embargo, lo que le parecía una historia bonita de amor, terminó transformándose en un pesar para ella.

Según las propias palabras de la periodista cuando en el año 1983 se casaba con el deportista, hasta ese momento ella nunca se había sentido tan mal, tenía mucho miedo de unir su vida junto a Manolo, tanto es así que un indicio de todo su infortunio fue que tuvo que esperar al novio, lo que le hizo creer que sufriría un plantón.

El ramo de novia se estaba convirtiendo en un salvavidas que evitaba que se dieran cuenta del temblor de mis manos. Creo que sucede pocas veces que la novia tenga que esperar al novio. Pues yo sí lo hice.

Tan solo unos años después su amor terminaría de la peor manera, puesto que concedió la tenencia de su hija a Manolo para evitar daños mayores. Sin embargo, para Mila Ximénez su relación con el tenista tuvo algo positivo, además de su retoña, puesto que ha conocido a un hombre que la tenía muy enamorada, pero con quien solo mantuvo una estrecha amistad.

Mila Ximénez y su hija, Alba.

Adolfo Suarez González, el presidente del gobierno español, era el amor no correspondido por el cual Mila Ximénez había mantenido la esperanza de volver a ser feliz, no obstante, lo que le impedía tener algo más de una amistad era el hecho de que era el amigo de su exmarido. Además, el presidente Suarez González había sido el padrino de la boda, lo que daba la pauta de que los hombres tenían un lazo irrompible.

“Adoré a Adolfo, creo que hubo una buena química entre los dos. Siempre me interesó lo que contaba. Era, además, divertido. Me enamoré absolutamente de él, pero que no se disparen las imaginaciones. Jamás tuvimos nada que ver, fuera de nuestra relación de amistad. No olvidemos que además era el intimísimo amigo de mi marido”, confesaba sobre quien le robó suspiros a la sevillana.

 Ambos tienen un sentido muy alto de la lealtad.

Otras Noticias