Ni olvido ni perdón

El error de Belén Esteban que le habría costado su relación con Jesulín de Ubrique

Hasta en los momentos más difíciles se mantuvo con la misma firmeza.
lunes, 20 de septiembre de 2021 · 05:30

La novela de Jesulín de Ubrique y Belén Estaban es una de las perlitas más bonitas que tiene la prensa rosa en España. Un cantante amateur presenta a su prometida. Y ahí estaba ella, toda tímida y con gestos adorables, sonriendo sigilosa a la cámara.

Lo que Jesulín nunca advirtió es la fuerza que su primera esposa iría cobrando con el paso del tiempo. De la timidez al coraje basta solo un paso y Belén Esteban lo dio. El divorcio fue la llave al éxito y su excéntrica personalidad le abriría rápidamente las puertas.

Ya no era tímida ni se comportaba prolijamente. Era espontánea y cotillera, dos cualidades ideales para crear un nuevo producto televisivo y atractivo. La Paracuellos, la Princesa del Pueblo, La Esteba y tantos otros apodos como facetas tiene.

Pero hubo un día en que esa relación se resquebrajó. El talón de Aquiles ya estaba identificado. Cuentan los rumores que, un día, Jesulín de Ubrique se encontraba en una situación difícil. Había sufrido un accidente de tráfico y por poco pierde la vida.

Jesulín de Ubrique, tomado por la situación y conmovido por lo que le había pasado, marca el número de Belén Esteban para pedirle un último favor. Hacía meses que no veía a su hija y quería verla una vez más en el hospital. A que no sabéis que le respondió la Paracuellos. Se dice, se rumorea, se cotillea por aquí que fue algo así:

Si no quieres verme a mí, tampoco vas a ver a tu hija.

Ahí está la verdadera diferencia entre Jesulín de Ubrique y Belén Esteban. Ella siempre se mantuvo firme con su carácter y personalidad. El diestro ha conservado esa postura tímida y su familia lo ensombrece cada vez más. El día y la noche, unidos por Andrea Janeiro.

Otras Noticias