PILAR EYRE

Pilar Eyre se rinde a los pies de la Reina Letizia, estas son sus 10 razones

Una por una.
miércoles, 30 de noviembre de 2022 · 17:00

La figura de la Reina Letizia ha cobrado dimensiones dentro y fuera de Zarzuela, que la convierten en la cara de la Monarquía española, ya que no se ciñe, ni por asomo, al papel de una simple Consorte que se deba a su marido, en este caso, al Rey Felipe. 

En la última publicación de "No es por maldad" (Lecturas), Pilar Eyre se rinde ante la Reina Letizia y, en 10 puntos, la describe con cierta afinidad, algo que cuesta creer. 

Rendida a sus pies, Pilar Eyre rescata de la Reina Letizia su rechazo a participar de la Copa del Mundo Qatar 2022: "Negarse a ir al Mundial de Qatar la semana pasada junto a su marido. Con ese gesto de enorme repercusión quiso dejar patente su rechazo a un país contrario a los derechos de los homosexuales, en el que las mujeres ni siquiera tienen libertad para enseñar su rostro", comienza el listado de guiños que le hizo a la asturiana.

Otro de los puntos que resalta la periodista es el compromiso de la Reina Letizia con la comunidad LGTB y recuerda que "una de las primeras audiencias de Letizia y Felipe cuando fueron nombrados reyes, en 2014, fue tremendamente simbólica. Recibieron a miembros de colectivos LGTBI y a la Fundación Triángulo, alejándose así de las posturas homófobas de los anteriores monarcas: el comportamiento machista de Juan Carlos y las manifestaciones de Sofía declarándose en contra de los derechos de los homosexuales ante Pilar Urbano".

La Reina Letizia nunca negoció su compromiso con el colectivo LGTB. Fuente: (Instagram)

También resalta la sororidad de Doña Letizia con su suegra, la Reina Sofía, en su año más duro: "Por solidaridad entre mujeres, sin embargo, apareció muy cariñosa con su suegra en diferentes actos a lo largo de 2012, el ‘annus horribilis’ de Sofía, en el que se airearon por primera vez las infidelidades y humillaciones que había sufrido por parte de su marido en un libro. El apoyo público de su nuera culminó a lo grande: en el desfile militar del 12 de octubre, Sofía y la entonces princesa no dejaron de hablar ni de intercambiar gestos cariñosos".

Si hay algo que ni Pilar Eyre puede negar es el rechazo que tiene la Reina Letizia hacia el Rey Juan Carlos: "Para que fuera patente su distancia con Juan Carlos, y como pequeña venganza por las humillaciones que le hizo pasar siendo princesa, Letizia procura en todas las fotos ocupar el puesto más alejado posible del emérito. Pero donde ha quedado más patente la hostilidad con su suegro ha sido en el funeral de la reina de Inglaterra. Obligada a sentarse a su lado, no se permitió ni una sonrisa, ni una mirada, para que quedara clara su aversión e incomodidad".

Entre las características de la personalidad de la Consorte, nunca se debe dejar de lado que ella no perdona: "Desde que Chantal de Grecia se permitió criticar públicamente a Letizia, haciéndose fotos con sus cuñadas diciendo 'mis españolas favoritas', Letizia ha cortado lazos con la familia griega de su marido. Ella no ha vuelto a asistir a bodas, ni bautizos, ni celebraciones, ni los ha vuelto a invitar".

Eyre tampoco olvidó el compromiso mostrado ante la invasión a Ucrania y recordó que "para manifestar su apoyo a Ucrania en su enfrentamiento con Rusia, Letizia lució en un acto oficial, pocos días después de la invasión, una blusa ‘vyshyvanka’, con bordados típicos ucranianos. Al parecer, lo decidió ella personalmente la noche anterior y costó bastante trabajo encontrarla".

La Reina Letizia lució una blusa ‘vyshyvanka’ en apoyo a Ucrania. Fuente: (Instagram)

Fiel a sus principios, y cueste lo que cueste, la Reina Letizia hizo de la lucha contra el machismo una de sus banderas: "Letizia se puso para un acto en la Zarzuela una blusa elaborada por mujeres rescatadas de la prostitución y víctimas de trata y violencia de género, una causa en la que trabaja intensamente, pero que no se ha conocido hasta que la Reina decidió darle visibilidad a través de este modo de comunicarse moderno, eficaz y rompedor".

La alimentación de la Consorte, algo muy mencionado por los medios, tampoco pasó inadvertido por Eyre, que recordó que "Letizia nunca ha bebido alcohol. Me cuenta una compañera suya de televisión que se alimentaba prácticamente de Kit Kat y una bebida de cola que ahora detesta, hasta el punto de que no permite que sus hijas la beban".

Y como ya dijimos, la Reina Letizia nunca olvida y por eso no perdona a la Infanta Cristina ni a Iñaki Urdangarin: "Como repudio a su cuñada Cristina, Letizia ha dejado de lucir su anillo de prometida. Era un diseño de diamantes y oro blanco que habían ido a recoger a la joyería Suárez del paseo de Gracia de Barcelona Iñaki Urdangarin y su socio, Diego Torres, y habían pagado con dinero de Nóos, de procedencia dudosa, por lo que es posible que en la actualidad ni siquiera siga en poder de la Reina".

Para el cierre, dejó la relación de la Reina Letizia con los medios, algo que no ha cambiado casi en las últimas dos décadas: "Ha desarrollado la misma aversión de su familia política por los medios de comunicación. En los primeros tiempos de su matrimonio, durante su verano de Mallorca, cuando su vida era pasto de rumores sin fin sobre su posible anorexia, operaciones de estética y mal carácter, decidió castigarnos y se puso durante cuatro días seguidos la misma ropa, sabiendo que esas fotos repetidas no valían un duro y no iban a reportar ingresos a los pobres paparazis desplazados a la isla. Pero su rabieta de niña malcriada duró poco y ahora se ha convertido en el talismán de las portadas y el personaje que más vende".

 

Otras Noticias