Drástica decisión

La verdadera razón por la que la Infanta Cristina se resistía a divorciarse de Iñaki Urdangarin

La hija del Rey Juan Carlos solo piensa en el bienestar de sus hijos.
domingo, 27 de febrero de 2022 · 11:24

La última vez que vimos en público a la Infanta Cristina e Iñaki Urdangarin fue el pasado mes de octubre mientras apoyaban desde las butacas a su segundo hijo en común, Pablo Urdangarin, tras su debut con el Barcelona de balonmano.

Lo siguiente que se supo de los todavía esposos es que disfrutaron de una entrañable Navidad en familia en Vitoria y, por si fuera poco, viajaron a Baqueira Beret con sus descendientes para gozar de unas amenas vacaciones.

Infanta Cristina e Iñaki Urdangarin alentando a Pablo Urdangarin.

Hasta entonces, nadie suponía que el 19 de enero aparecerían las primeras imágenes del exbalonmanista nacido en Zumarraga con su compañera de trabajo Ainhoa Armentia en actitud cariñosa.

Cinco días después, el 24, llegaba el comunicado oficial de la pareja: "De común acuerdo, hemos decidido interrumpir nuestra relación matrimonial. El compromiso con nuestros hijos permanece intacto. Dado que es una decisión de ámbito privado, pedimos el máximo respeto a todos los que nos rodean".

Ahora bien, según ha podido saber Pilar Eyre, la hija del Rey Juan Carlos solo piensa en el bienestar de sus herederos y, por esta razón, tuvo que dejar de lado su dolor como mujer engañada para pensar con la cabeza fría.

La periodista especializada en la Corona española asegura que Cristina de Borbón y Grecia desistirá del divorcio para no complicar el proceso de libertad que viene gestionando el abogado del padre de sus vástagos.

Si bien la hermana del Rey Felipe tenía intenciones de hablar y confirmar que estaba dispuesta a separarse de su esposo porque ya no está enamorada de él como todos piensan, tuvo que retrasar sus planes para tender una mano amiga al deportista olímpico.

Quería zanjar el asunto, pero habría decidido no divorciarse de su marido porque él tiene la libertad condicional y tenía que demostrar la reunificación familiar.

De esta manera, Pilar Eyre explica que Iñaki Urdangarin necesita de la Infanta Cristina para no perder su beneficio, puesto que en el archivo judicial consta que su domicilio estaba en Ginebra con su esposa.

Como dato no menor, es a raíz de esto último que el letrado del exyerno de la Reina Sofía le habría comunicado a su cliente que, "si ponía que estaba divorciándose, la reunificación familiar no tendría entonces ningún sentido".

Otras Noticias