MURO DE LOS LAMENTOS

La táctica del Rey Juan Carlos para convencer al Rey Felipe de su regreso

Intenta a toda costa volver a España.
lunes, 14 de marzo de 2022 · 05:00

Ha pasado un año y medio desde que el Rey Juan Carlos se mudó a Abu Dabi, sitio donde “descansa”, pero en realidad se mantiene solo como una ostra. A sus 84 años vive rodeado de lujos, de dunas y comodidades que quizás ningún ser humano pueda disfrutar algún día, aunque ni todo el dinero del mundo puede comprar los verdaderos afectos.

El medio El Mundo se contactó con una fuente de primera mano del círculo íntimo de los Borbón. Claro, al ser un próximo de la Familia Real no hace más que pedir a gritos que el Emérito vuelva, haciendo justicia de su impecable legado y de lo servicial que fue para el país su reinado.

Que echa mucho de menos a España no es una novedad. La vida en los Emiratos Árabes no es la misma que en su tierra natal, más cuando se tiene una edad muy avanzada y un estado de salud delicado. Claro, porque ningún Rey es mortal por más que insistan en mantenerse en este plano (guiños a la Reina Isabel de Inglaterra).

Acomodar a Don Juan Carlos está siendo uno de los puntos más conflictivos de dicha negociación.

El Rey Juan Carlos en Abu Dabi. 

Aclara esta fuente revelando los constantes diálogos que tiene el personal del Rey Juan Carlos sobre todo con su hijo, el Rey Felipe. Es el esposo de Doña Letizia el encargado de velar por la voluntad del pueblo, quien exige y quiere a la figura del Emérito lo más lejos de la moderna democracia.

“Está deseando volver, sería una crueldad dejarle morir allí en soledad después de todo lo que ha hecho por su país" arroja la misma fuente que indica que el Rey Juan Carlos tiene conversaciones a menudo con la Reina Sofía. Para mentiras ya está la película “Pinocho” de Disney, estrenada en los 90.

El destino del Rey Juan Carlos puede ser todo un misterio. Incluso podría volver si sigue con su plan de victimización. Lo que jamás podrá borrar es el exilio, una mancha que ha quedado tatuada en su cuestionable legajo. Nos acostumbramos a su ausencia, por lo que su presencia sería obsoleta como un mueble es desuso.

Otras Noticias