REY JUAN CARLOS

El día que el Rey Juan Carlos ayudó a recuperar los objetos más preciados de la Casa Real

El Emérito no se quedó de brazos cruzados.
jueves, 17 de marzo de 2022 · 06:00

No es sorpresa para nadie que las vidas de los integrantes de la Casa Real cambiaron para siempre desde que salieron a la luz determinadas informaciones vinculadas con escándalos mediáticos o judiciales, como, por ejemplo, los problemas con la justicia del Rey Juan Carlos. Sin embargo, no son los únicos motivos que diferenciarían a la Realeza española de la británica, pues el gran arsenal de joyas es algo que las distingue claramente a las dinastías.

Reina Victoria Eugenia y la Reina Sofía lucen la Tiara Cartier.

La Reina Isabel del Reino Unido en cada oportunidad que tuvo dejó al descubierto los objetos de lujo que cuenta la familia británica, ya que durante siglos se logró resguardar todas las joyas como el tesoro más valioso que existe dentro de la Realeza. Hecho que en España a causa de las malas decisiones no se logró llevar a cabo.

Sucede que, la abuela del Emérito, Reina Victoria Eugenia, en su momento había creado un lote para proteger todas las joyas del linaje de alguna pérdida o subasta, sin contar que con el paso de los años muchas piezas quedarían en el camino, pues en la actualidad, la Reina Sofía solamente cuenta con media docena de las joyas legendarias.

La Perla Peregrina: El Rey Felipe II de España la transformó en un broche y Felipe III lo lució en uno de sus famosos retratos.

Una de los objetos más preciados de la Casa Real era la Perla Peregrina, aquella perteneciente a las Reinas de la Casa de Austria y que su origen se remonta al siglo XVI. Al parecer este valioso objeto fue subastado por la abuela paterna del Rey Juan Carlos al igual que el conjunto de esmeraldas heredado de su madrina, la emperatriz Eugenia de Montijo debido a determinadas necesidades que la obligaron a rematar su valioso joyero.

"Los gastos del exilio eran abundantes y Victoria Eugenia no pudo quedarse con todo su admirado joyero", desvela el portal Moncloa en donde también se detalla que la Reina Isabel II había tenido que hacer lo propio para sufragar gastos de su exilio en 1868. La Casa Real Española en la actualidad solo pudo mantener en su poder un collar de perlas que la infanta María Cristina logró comprar antes de que saliera a subasta.

Tiara que aún conserva la Casa Real Española.

De hecho, a pesar que muchas alhajas quedaron en el camino por diversos factores, el Rey Juan Carlos fue el encargado de recuperar alguna de las más valiosas, como por ejemplo Tiara Cartier, que el Emérito rescató de manos de su tía. También recuperó la Tiara Rusa, que perteneció a María Cristina, y que terminó en manos de la Infanta Pilar tal y como lo detalla el medio mencionado.

Otras Noticias