CHARLÈNE DE MÓNACO

La verdadera razón por la cual Charlène de Mónaco no dice adiós al Principado

La exnadadora no encuentra una salida a las polémicas.
martes, 22 de marzo de 2022 · 14:40

En los últimos meses, la vida para Charlène de Mónaco no fue fácil de transitar; su delicado estado de salud -infección en oído, garganta y nariz-, así también los infinitos rumores que circulan sobre la mala relación existente con su marido el Príncipe Alberto y, por supuesto, la negación del pueblo del Principado ante su regreso junto a su familia, se convirtieron en tragos amargos complicados de digerir.

Durante varios meses, Charléne de Mónaco tuvo que estar lejos de su familia mientras se recuperaba de la infección contraída en Sudáfrica.

No es sorpresa para nadie que la mayoría de las fotografías oficiales que existen de la Casa Grimaldi sean de Charlène de Mónaco demostrando en su rostro una tristeza que le resulta muy difícil de ocultar, pues las especulaciones sobre un posible distanciamiento de su marido no fueron en vano, las razones están a la vista. Cabe recordar que la prensa nacional la tildó como "La Princesa triste".

Sin embargo, existiría un motivo muy importante por el cual la exnadadora decidiera continuar su vida divorciada del Príncipe Alberto, pues sucede que, según diversas informaciones que circulan en los medios de comunicación, Charlène de Mónaco no se atrevería a quitarles los beneficios que reciben sus sanguíneos al ser parte de los Grimaldi.

Familiares de Charlène de Mónaco

De hecho, Sean y Gareth Wittstock, los hermanos de Charlène de Mónaco, habrían sufrido grandes complicaciones en su estabilidad económica durante su ausencia, al igual que su cuñada Chantelle Wittstock, quien se encarga en ocasiones de sustituirla en la Fundación homónima de la Princesa. También así, Michael Wittstock, el progenitor de la esposa de Alberto de Mónaco, quien fue el encargado de llevar a cabo durante varios años campañas para resaltar su figura en Sudáfrica a través de su fundación.

Una cosa está clara: el universo Wittstock orbita alrededor de Charlene y su papel como Princesa.

Confirman desde la revista “Mujer Hoy” al desvelar la razón por la cual Charlène de Mónaco no decide cambiar el rumbo de su vida, pues si no volvía a sus funciones principescas, se tambalean los cimientos y la labor de sus familiares dentro de la mencionada institución. Sin dudas, una situación que pone en jaque sus deseos de ser libre y feliz.

Otras Noticias