IÑAKI URDANGARIN

El as bajo la manga que la Infanta Cristina usaría para retener a Iñaki Urdangarin

No le será fácil el camino de la felicidad.
miércoles, 23 de marzo de 2022 · 06:30

Hasta ahora, nos ha quedado claro que la Infanta Cristina no quiere darle el divorcio a Iñaki Urdangarin, quien estaría empecinado en terminar la unión, pero la aristócrata se niega a dejar ir al único hombre que la hizo feliz. Aprendió de su madre que solo Dios o la muerte separa las uniones. Qué mala lección.

Pero para Iñaki Urdangarin la situación es clara. Él está enamorado de Ainhoa Armentia y no negocia ni sus sentimientos ni su deseo de iniciar una nueva vida. No es con la Infanta Cristina con quien quiere estar y según el diario “El Nacional”, aquí tendría su estrategia para el retorno.

Del matrimonio de Iñaki Urdangarin con la Infanta Cristina quedan solo recuerdos. 

Todo parece indicar que las fotografías tomadas por “Lecturas” revelando el romance de Iñaki Urdangarin con Ainhoa Armentia, habría estado planificado por el exbalonmano ante la negativa de la Infanta Cristina de no darle el divorcio. Esa situación, habría significado el único pase de salida para la feliz pareja ante la constante negativa de la aristócrata en dejar ir a su amor.

Otra razón que circula actualmente es la condición en la que estaba Ainhoa Armentia cuando las fotos salieron a la luz. Ella no había engañado a nadie, por más que la prensa insista con esa idea. Ella y Manuel Ruiz, su entonces esposo, estaban separados desde mayo del 2021 aunque vivían bajo el mismo techo.

Esto habría llevado a la Infanta Cristina a tomar medidas drásticas. Primero y principal, le ofreció al exatleta una suma de 5 mil euros mensuales para quedarse con ella. Iñaki Urdangarin aceptó, pues no le quedaba otra opción ya que no tenía trabajo. Sin embargo, mantendría su decisión de querer divorciarse.

No quiere tener el título de divorciada como su hermana. La Infanta Cristina pasa por un triste periodo de negación, de desconcierto y pena. Iñaki en cambio no puede estar más pleno y feliz. Inicia una nueva vida con la libertad condicional bajo el brazo, 5 mil euros en su cartera todos los meses y una nueva ilusión romántica que le devuelve la sonrisa. La luz y la oscuridad, una increíble paradoja.

Otras Noticias