REINA ISABEL

El escándalo en el homenaje al Duque de Edimburgo que la Reina Isabel no pudo evitar

El 9 de abril se cumplirá el primer aniversario del fallecimiento del padre de Carlos de Gales.
jueves, 31 de marzo de 2022 · 04:00

A tan solo unos días de cumplirse el primer aniversario del fallecimiento del Duque de Edimburgo, durante la jornada del día martes en Londres, más precisamente en la Abadía de Westminster se llevó a cabo la misa de acción de gracias en memoria del marido de la Reina Isabel, ceremonia que contó con representantes de las diferentes coronas del mundo.

Como no podía ser de otra manera, la Reina Letizia y el Rey Felipe se hicieron presentes en nombre de todos los integrantes de la Familia Real de España. De hecho, la participación de los Reyes fue muy comentada gracias al maravilloso look que lució Su Majestad al usar una vestimenta color verde oscuro en homenaje al Duque de Edimburgo -su color favorito era todo lo relacionado a lo militar-.

Instantáneas de la misa en memoria del Duque de Edimburgo recogidas por distintos medios.

Sin embargo, más allá de haber sido una misa colmada de emociones y sentimientos hacía el marido de la Reina Isabel, quien se llevó, inesperadamente, todas las miradas de los más de 500 invitados a la ceremonia fue nada más y nada menos que el Príncipe Andrés, generando un momento que los medios británicos catalogan como “bochornoso”.

El príncipe Andrés se aferró a su madre de 95 años y continuó escoltándola hacia su asiento a la vista de los invitados y los medios, negándose a entregar a la Reina al decano de Westminster cuando entraron a la Abadía.

Sucede que, desde que salió a la luz el escandaloso caso que vincula al Príncipe Andrés con la situación que obligó a la Reina Isabel a quitarle sus títulos militares y sus funciones reales, ningún integrante de la Corona Británica esperaba contar con su presencia en la Abadía de Westminster, tal y como lo detalla "Daily Mail", ya que, al parecer, el hijo del Duque de Edimburgo utilizó la misa en memoria de su progenitor para limpiar su imagen, aprovechándose que la Monarca tiene cierto favoritismo hacia él.

La Reina Isabel durante la misa junto al Príncipe Andrés.

De hecho, el citado medio detalló que ninguno de los hermanos del exmarido de Sarah Ferguson logró comprender su maniobra para que la misa se centrara en él. “Estaban consternados por el truco, ya que esperaban que prevaleciera el sentido común y que aceptara desempeñar un papel en la trastienda de la ceremonia”. Cabe recordar que se pagaron millones a Virginia Roberts para resolver su demanda contra el heredero del Duque de Edimburgo y así conseguir que el escándalo quede olvidado.

Otras Noticias