Lo único que podría unirlas

El plan de Iñaki Urdangarin con el cual la Infanta Cristina y Ainhoa Armentia no estarían de acuerdo

El exduque de Palma transita sus horas más bajas.
lunes, 7 de marzo de 2022 · 05:30

No es un secreto que la vida de Iñaki Urdangarin dio un giro de 180 grados en el último tiempo; tras salir de la prisión de Brieva, Ávila, donde permanecía desde el 18 de junio de 2018, todo parece haber cambiado para el exatleta y no estaría dispuesto a mirar hacia atrás bajo ningún punto de vista. Con proyectos por delante con su actual pareja, Ainhoa Armentia, y con el divorcio encaminado con la Infanta Cristina, el oriundo de Zumárraga transita por un camino de aventuras.

Iñaki Urdangarin ya no esconde su vínculo con Ainhoa Armentia.

Con 54 años cumplidos en el mes de enero, Iñaki Urdangarin lleva una vida de adolescente, pues nada se encuentra estable para él, excepto en lo sentimental. Tras la decisión del Juez de Vigilancia Penitenciaria de obtener la libertad condicional, el exyerno de los Reyes Eméritos renunció a su puesto como asesor empresarial en el bufete Imaz & Asociados y su futuro es incierto.

De acuerdo a la información obtenida por fuentes cercanas al excuñado del Rey Felipe, estaría por trasladarse a un inmueble ubicado en las afueras de Vitoria junto a su compañera sentimental desde donde estaría tomando un curso para perfeccionarse como entrenador de balonmano y es que tiene propuestas laborales vinculadas a su desempeño deportivo que no está dispuesto a desaprovechar.

La posibilidad de que se incorpore al Barça es real.

Destacaron diferentes periodistas, mientras tanto, su situación económica es bastante inestable y, justamente, esto es lo que mantiene preocupadas tanto a la Infanta Cristina como Ainhoa Armentia. Por el momento, Iñaki Urdangarin ya no gozaría de los 900 euros mensuales que cobraba por desempeñarse en el reconocido despacho de Vitoria. De igual manera, el inminente divorcio con la madre de sus hijos le quitaría ciertos beneficios de los cuales disfrutaba.

Se conoció que la exduquesa de Palma le transfiere una mensualidad de 5.000 euros a su exmarido producto de un acuerdo firmado en el pasado, eso sí, cuando el divorcio sea oficial, este documento podría dejar de tener vigencia. Si bien, es una realidad que la cuenta bancaria de Iñaki Urdangarin está en crisis, de hecho, debe trasladarse en una bicicleta que no se sabe si es rentada, todo podría cambiar en un futuro si decide tomar alguna de las propuestas laborales que golpearían a su puerta.

Otras Noticias