Misterio resuelto

La razón por la que la Reina Letizia jamás podrá dejar al Rey Felipe

Los Reyes de España dan que hablar nuevamente.
miércoles, 9 de marzo de 2022 · 14:07

El 22 de mayo del año 2004 en la catedral de la Almudena de Madrid ante la presencia de centenares de invitados y después de muchas especulaciones sobre su relación sentimental, se llevó a cabo la unión entre la Reina Letizia y el Rey Felipe. Esta situación causó un gran descontento en ciertos integrantes de la Familia Real, en especial, en el Rey Juan Carlos.

Durante muchos años, en los medios de comunicación se analizó minuciosamente los motivos por los cuales los padres del Rey Felipe no aceptaban que la felicidad de su heredero a la Corona estaba al lado de la Reina Letizia, pues varios especialistas en la Realeza aseguraron que el Rey Juan Carlos temió que su nuera desvele secretos de su linaje a la prensa, pues su pasado, como muchos ya lo saben, está vinculado al mundo del periodismo.

Sin embargo, a pesar de que los Eméritos no concibieron jamás la idea de que Su Majestad haga su vida junto a una plebeya, en la actualidad, el Rey Felipe y la Reina Letizia llevan casi dos décadas juntos. Si bien son muchos los rumores que surgieron con el paso de los años sobre una posible ruptura amorosa de los padres de la Princesa Leonor, existe un motivo que impediría que un divorcio se lleve a cabo cuando el amor concluya.

El Rey Felipe y la Reina Letizia se muestran más felices y juntos que nunca en los últimos años.

Sucede que el Rey Felipe y la Reina Letizia, al tomar la decisión de contraer matrimonio, firmaron determinadas capitulaciones que pondrían en jaque a la madre de la Infanta Sofía en caso de querer continuar su vida lejos de la Familia Real, puesto que la custodia de las hijas del matrimonio quedaría bajo la tutela del heredero del Rey Juan Carlos.

También así se logró saber que más allá de que la Reina Letizia pretenda querer alejarse del Rey Felipe, no podrá solicitar bajo ningún termino el divorcio, ya que el artículo 56 de la Constitución es claro con respecto a la máxima autoridad de la Casa Real, indicando que la determinación de una ruptura amorosa se debe dar de mutuo acuerdo o por objeción del Monarca.

Cabe destacar que, a pesar que la Casa Real esté vinculada y siguiendo la línea de la iglesia católica con respecto al divorcio, el verdadero motivo por el cual el Rey Felipe y la Reina Letizia no se divorciaron tras una terrible discusión que salió a la luz en el 2013, se debe a que entre ambos existe un gran cariño y respeto que va más allá de todas las polémicas y especulaciones que los rodean desde que dieron el "¡Sí, quiero!".

Otras Noticias