REINA SOFÍA

El verdadero motivo por el cual la Reina Sofía y el Rey Juan Carlos se niegan al divorcio

Los padres del Rey Felipe no se ven las caras desde hace casi dos años.
jueves, 14 de abril de 2022 · 02:30

La Reina Sofía y el Rey Juan Carlos llevan casi dos años que no se ven las caras. El aislamiento del Emérito en Emiratos Árabes posterior a sus escándalos financieros en España han llevado al subsuelo el matrimonio de los padres del Rey Felipe. Ya el matrimonio venía afectado desde hace varios años por los constantes rumores de deslealtad de Don Juan Carlos y las notables diferencias con su esposa en diferentes decisiones dentro de Zarzuela.  

Los medios catalogan a la pareja real como una de las más distantes de la actualidad. Desde las polémicas declaraciones de Corinna Larsen sobre su "entrañable amistad" con el Rey Juan Carlos, la Reina Emérita ha tenido que hacer el foco de los escándalos entre quienes reconocen al padre de Felipe VI como un gran infiel; pero, además, ha tenido que guardar silencio durante todo el tiempo que duró la investigación anticorrupción que lo ha mantenido en el autoexilio.

La Reina Sofía y el Rey Juan Carlos llevan casi dos años que no se ven las caras.

A los efectos actuales,  los reyes ya no están juntos aunque ostentan sus cargos solo de manera honorífica desde la abdicación de 2014. Por años, esta realidad ha sido la que domina la Familia Real de España: un matrimonio oficial y de nombre, pero no para los efectos familiares ni de la Corona, una inevitable ruptura que distanciaría a los reyes de por vida.

Por años, la Reina Sofía y el Rey Juan Carlos han sido catalogados por la prensa real como "dos almas distintas", pues Sofía de Grecia siempre se mostró muy apegada a la religión, entusiasta por la ciencia y algunos temas sensibles de la sociedad; mientras que los viajes y la pasión por la caza dominaban los días de Juan Carlos. Pero, ¿por qué no se han divorciado y qué los mantiene unidos en matrimonio a pesar de estar separados?

El Rey Juan Carlos y la Reina Sofía se mantienen casados a pesar de estar separados.

Desde los primeros años del matrimonio, se ha hablado de las constantes infidelidades del Rey Juan Carlos y de los disgustos de Sofía que habrían acabado por salir muchas veces de los límites de Zarzuela. Aunque la Reina Sofía se ha mantenido formalmente casada, se habla de una especie de "divorcio interno" en el que ambos ya no compartirían espacios matrimoniales. El protocolo se habría mantenido al pie debido al peso de las coronas que ambos llevaron.

La Reina Sofía y el Rey Juan Carlos mantuvieron serias diferencias durante su matrimonio.

Hace ya más de 58 años que se casaron, cuando unieron sus votos ni siquiera era legal el divorcio en España. Además, la tradición católica de la Casa Real impediría el divorcio, incluso hoy en día podría ser visto como algo extraño. No se conocen prácticamente casos de reyes que se hayan divorciado, sino únicamente príncipes herederos o infantes.

Pero, otra razón que impediría el divorcio entre la Reina Sofía y el Rey Juan Carlos es que la madre de Felipe VI quiere estar en la Casa Real y seguir siendo Reina emérita mientras que su salud se lo permita, una realidad diferente a la de su marido, quien está ya retirado de la vida pública.

La Reina Sofía y el Rey Juan Carlos cuando iniciaban planes de matrimonio.

La Reina Sofía sigue activa trabajando a diario en sus compromisos institucionales y haciendo algunos actos oficiales; sigue residiendo en Zarzuela, además, sigue cobrando la asignación mensual que ya no recibe su marido debido a sus supuestos escándalos. La Emérita sigue enamorada de su labor dentro de la Casa Real y estaría dispuesta a cumplir este deber durante toda su vida.

Otras Noticias