REY FELIPE

Las influencias del Rey Felipe en la Princesa Leonor para enfrentar su destino

La relación más importante de toda la realeza podría resquebrajarse.
lunes, 18 de abril de 2022 · 10:01

Será la futura Reina de España y necesita absorber todos los conocimientos necesarios para afrontar este enorme desafío. La Princesa Leonor tiene a un muy buen mentor, tal como lo es su padre el Rey Felipe. Sin embargo, el actual monarca hace y deshace hasta lo imposible por limpiar el nombre de la monarquía, manchado por su antecesor.

La Princesa Leonor seguirá los pasos de su padre, el Rey Felipe. 

Si algo no quiere repetir el Rey Felipe con la Princesa Leonor es aquella pesada herencia. No quiere llegar a abdicar por los problemas de corrupción y cederle así el trono a su primogénita. Hay muchos que dicen que el cariño del monarca estaría más inclinado hacia una de sus hijas, razón muy fundamentada en algunos gestos y actitudes corporales.

Si pudieron decir así sin argumento alguno que cada Rey tiene a su favorita, diríamos que la Infanta Sofía es el ojito derecho de la Reina Letizia y que la Princesa Leonor ocupa ese mismo lugar en el corazón del Rey Felipe. Las razones son obvias y varias veces lo han demostrado. Felipe sabe el difícil camino que le espera a su retoña y quiere ayudarla a sobrepasarlo.

Hoy la Princesa Leonor se encuentra en Gales, transitando su primer año de bachillerato en una escuela liberal, que profesa el libre culto y la interculturalidad, valores que sin duda no recibió el Rey Felipe pero que seguramente habría deseado recibir. Ve en su primogénita una esperanza de nueva monarquía.

Hay que admitir que se está esforzando para que eso ocurra. Cualquier padre desearía el bien para su hija, velaría por su futuro y cuidaría de ser un buen ejemplo para que crezca no solo por influencia de la palabra, sino también por las acciones. Gran aliada de esta misión es la Reina Letizia. 

Muchas veces se ha especulado con los celos que podría llegar a sentir la Infanta Sofía de su hermana, pero nada más alejado de la realidad. Es cierto que la Infanta tiene muchas más libertades, se muestra más segura e independiente y razones no le faltan. Pues sobre ella no pesa la herencia de liderar una nación donde ya no necesitan Reyes.

Otras Noticias