CHARLÈNE DE MÓNACO

Charlène de Mónaco y el Príncipe Alberto, la millonaria cifra que mantendría en pie su matrimonio

El que quiere celeste, que le cueste.
miércoles, 11 de mayo de 2022 · 04:30

Charlène de Mónaco volvió luego de 15 meses de estar fuera de la agenda del Principado por causas que ya hemos desarrollado hasta el hartazgo. Un episodio desafortunado mantuvo a la Princesa lejos de su familia, dejando un enorme saldo que pagar que, aparentemente, ahora tendría su precio sobre la mesa de negociaciones.

Sorprendentemente las apariciones de Charlène de Mónaco fueron por dos. Luego de un frio y para nada creíble debut en la vida pública junto al Príncipe Alberto, fue vista nuevamente en un partido de rugby en Santa Devota junto a su aparente esposo y sus dos hijos, Jackes y Gabriella.

Charléne de Mónaco
Charlène de Mónaco en su vuelta al Principado (Imagen de archivo). 

Pero, momento ahí, porque todas estas apariciones siempre esconden una razón de ser por detrás. Después de los rumores de que Charlène de Mónaco se encontraba en Suiza, de que su matrimonio no iba para más y que el divorcio era prácticamente un hecho, un sorprendente dato sumaría una nueva pista a todo este misterio. Aparecer de la noche a la mañana no es una decisión azarosa, mucho menos con gusto a caridad por el Principado.

Según el medio francés “Voici”, la exnadadora olímpica habría sellado un trato comercial en el que monetiza cada una de sus presencias junto al Príncipe Alberto. El tratado se expresaría en forma de contrato, el mismo que fija la suma de 12 millones de euros al año solo para mostrar la mejor sonrisa al estilo “Reina Sofía” junto a su esposo.

Charléne de Mónaco Príncipe Alberto
La familia completa luego de meses de ausencia de Charlène de Mónaco

No todo termina ahí. Según el portal previamente citado, el mismo contrato fija que la residencia de Charlène de Mónaco debe ser en Suiza, apenas unos países más lejos que el Príncipe Alberto y sus adorables mellizos, quienes fijarán su residencia junto a su padre sin excepción alguna. Este último dato nos sorprende, pues basta solo mirar los ojos de la Princesa para darnos cuenta lo mucho que ama a sus pequeños. La vida sin ellos sería imposible de atravesar.

El Principado de Mónaco se caracteriza por no comunicar ni dar aviso a nada de lo que ocurra en el ámbito privado de sus miembros fundamentales. Aunque sí podemos rescatar que cada vez que alguien con fuente y conocimiento pronuncia algo que atente contra el matrimonio de Charlène y Alberto, al día siguiente salen fotografías de ellos juntos. Una estrategia que ya carece de credibilidad, pues no hace falta ser un experto graduado de comunicación no verbal para darnos cuenta que allí, matrimonio y amor no van de la mano.

Otras Noticias