REINA SOFÍA

Los difíciles años de la Reina Sofía: su condición de extranjera, el desamor y la eterna soledad

La madre del Rey Felipe tuvo que luchar arduamente para convertirse en la respetada reina que es.
domingo, 15 de mayo de 2022 · 03:30

Este pasado sábado 14 de mayo, la Reina Sofía y el Rey Juan Carlos coparon un sinfín de titulares tras cumplir 60 años de casados y, si bien se sabe que mantienen un matrimonio por conveniencia desde antaño, fueron muchos los portales digitales que decidieron ahondar en el pasado de Su Majestad.

Según la información que maneja la revista "Mujer Hoy", la Reina Emérita expresó hace un tiempo en una entrevista exclusiva con Pilar Urbano que su primer tiempo en el Palacio de la Zarzuela ha sido de los más bonitos que recuerda a nivel personal y, a decir verdad, se refirió a aquella época como "cuando no éramos nadie".

Los Reyes Eméritos en el día de su boda. Fuente: (Gtres)

No obstante, el medio citado explicó a sus lectores que la madre del Rey Felipe tuvo que luchar arduamente para convertirse en la respetada reina que es actualmente, puesto que en sus primeros años como princesa "Sofía era una extranjera, ajena a las tradiciones de un círculo cerrado y muy conservador".

A su llegada a España, la Reina Emérita vivió los mejores pero más difíciles momentos de su vida.

Tras estas palabras, el magacín dejó entrever que Sofía de Grecia no solo sufría por su condición de extranjera, ya que le costaba hablar bien español, además de que había sido educada en Grecia y Alemania siguiendo la tradición danesa, por lo que traía consigo "un cierto aire modernizador" que para nada gustaba a Francisco Franco y Carmen Polo.

Imagen de archivo de la Reina Sofía y el Rey Juan Carlos en su juventud.

Esta falta de apoyo, la llevó a tomar una de sus decisiones más inteligentes: no trabar amistades. 

De esta manera, el periódico en cuestión asegura que la abuela de la Princesa Leonor se sentía insegura con su entorno más cercano, dado que consideraba que aquellas personas podían "no ser tan discretas y leales como ella necesitaba". ¡Sí, en su eterna soledad evitaba filtrar información al entorno de Franco y su esposa!

Pero eso no es todo. La sombra del desamor siempre persiguió a la suegra de la Reina Letizia desde los inicios de su relación con el entonces Heredero al Trono Español. Por ello, la primera debía esforzarse para encontrar dos cosas: su sitio en la sociedad española y hacerse un lugar respetado al lado de Juan Carlos I de España.

Entrañable postal del Rey Felipe cuando era un bebé en brazos de su madre, la Reina Sofía.

Se convirtió un gran apoyo para él en aquellos años. Los dos tenían un objetivo común que les mantenía unidos como príncipes: instaurar la monarquía.

Finalmente, dicho diario aborda en sus páginas que muchas cosas cambiaron cuando el Rey Juan Carlos fue coronado en 1975 como Rey de España y, en efecto, la Reina Sofía ejerció como nadie su rol de consorte marcando así un nuevo período en la historia española. "Doña Sofía, última reina consorte de sangre real, bisnieta, nieta, hija, hermana, esposa y madre de Reyes fue educada para convertirse en esposa de rey y para mantener la tradición de la Corona", concluyó el sitio web.

Otras Noticias