PRINCESA LEONOR

El silencio al que se aferra la Reina Letizia ante el "romance" de la Princesa Leonor

Todo está fríamente calculado, por lo que nada pasará sin su consentimiento.
lunes, 2 de mayo de 2022 · 03:30

Vaya revuelo ha causado la nueva ilusión romántica de la Princesa Leonor. No es que nos sorprendamos por ella, pues tiene 16 años y todos hemos experimentado en el rango de esa edad esas mariposas en la barriga. Lo que esperábamos era el grito en el cielo de la Reina Letizia, exclamación que todavía no se ha pronunciado, pero que podría suceder en cualquier momento.

Estudia en el mismo colegio que la Princesa Leonor y, según habían confirmado varios medios, no se trata del primer compañero de clases que deslumbra a la heredera al trono. Bien la Reina Letizia podría impedir estos idilios, recordándole que su única obligación es seguir su vida tal cuál demanda la monarquía. El deber ser está primero que los sentimientos.

La Princesa Leonor y la Reina Letizia. Imagen de Archivo. 

Pero hasta ahora, sorprendentemente, no hemos recibido información alguna de que este reproche haya llegado, sino todo lo contrario. Podemos dar fe de ello porque, quien más sabe de realeza, Pilar Eyre ha confirmado lo que era un rumor a voces en Zarzuela:

No hay que prohibir, sino ceder, tolerar y ayudar cuando todo, inevitablemente, acabe por romperse.

Porque es así. Los primeros amores tienen ese destino inevitable de lo efímero, lo pasajero. Por esa razón tantos poetas dedican sus versos a retener esas primeras sensaciones. Leonor podrá ser nuestra futura Reina, pero se enamora, siente y demuestra igual que nosotros. Por el contrario, la Reina Letizia podrá entender de protocolos y mandamientos, pero también es una madre, ¿por qué alterar el curso orgánico de las cosas?

Princesa Leonor. Imagen de Archivo. 

La Reina Letizia también tuvo su romance con alguien que acabó por ser pasajero. De hecho, fue su esposo y al cabo de un año se divorciaron. El destino sabía que Letizia Ortiz y Alonso Guerrero no eran el uno para el otro. No hubo imposiciones ni normas que sentenciaran esa relación. Ellos mismos pusieron fin y hoy por hoy, nuestra Consorte está sentada en el trono.

Pilar Eyre recuerda al respecto: "Los padres no se lo tomaron bien y, el día en que cumplió la mayoría de edad, abandonó el hogar familiar y se fue a vivir con Alonso”. Predecir la misma suerte para la Princesa Leonor sería imprudente, pero celebramos que desde el Palacio de Zarzuela se intenten hacer las cosas diferente con las dependencias. El noviazgo de Leonor no debe ser censurado, sino todo lo contrario.

Otras Noticias