CHARLÈNE DE MÓNACO

Charlène de Mónaco, Meghan Markle y Lady Di unidas por un dolor interminable

Las royals sufrieron en primera persona el peso de la Corona.
sábado, 21 de mayo de 2022 · 11:15

El regreso de Charlène de Mónaco a la vida pública trajo consigo un sinfín de titulares y especulaciones relacionadas a su salud mental tras sufrir en primera persona el peso de la Corona, tal como les ha sucedido a sus homónimas Meghan Markle y la recordada Lady Di.

Según la información que maneja "El Debate", las royals están unidas por un dolor interminable, que supuso para ellas la presión mediática y la falta de incomprensión por parte de sus respectivas Casas Reales, la monegasca y la británica.

De izquierda a derecha: Charlène de Mónaco, Meghan Markle y Lady Di.

Como la mayoría sabe, la esposa del Príncipe Alberto estuvo prácticamente un año en Sudáfrica soportando las secuelas de una infección otorrinolaringológica. Después de ser internada en Suiza para recuperarse física y emocionalmente en un centro de descanso, regresó a sus labores institucionales visiblemente delgada. ¡Sí, saltaron nuevamente las alarmas!

Medios franceses aseguraron que la familia real monegasca restaba importancia al estado de salud de la exnadadora olímpica.

Charlène de Mónaco con sus hijos en el tradicional torneo de rugby de Sainte Devote.

Tras estas palabras, el medio citado explicaba a sus lectores que la permanencia de Charlène de Mónaco en el Principado responde a la ostentosa cifra que le paga su marido para continuar a su lado. En este sentido, la revista "Voici" reveló hace algunas semanas que ella recibirá 12 millones de euros anuales para no abandonar su puesto.

Dicho de otra manera, la Casa Grimaldi quiere evitar que la Princesa Consorte de Mónaco siga el camino que escogió Meghan Markle, tras verse desbordada por su situación personal y reconocer a través de su entrevista exclusiva con Oprah Winfrey que "se decidió a pedir ayuda cuando se planteó en serio la idea de suicidarse". ¡OMG!

El Príncipe Harry y Meghan Markle junto a sus dos hijos en común: Archie y Lilibet.

"Estaba avergonzada de admitir lo que me pasaba y, al mismo tiempo, avergonzada de tener que decírselo a Harry por lo mucho que él había sufrido. Pero sabía que, si no lo contaba, lo haría. Simplemente no quería estar viva", expresó apenada la duquesa de Sussex en dicho reportaje.

A raíz de esto, la exactriz estadounidense y el Príncipe Harry decidieron renunciar a sus títulos y abandonar Reino Unido para alejarse de las polémicas, por lo que se refugiaron en Estados Unidos y sacaron a la luz "los trapos sucios" de la Familia Real Británica. ¡Sí, el duque de Sussex quería evitar que su mujer sufriera al igual que sufrió su madre durante años!

Imagen de archivo de Lady Di en una cena gala.

La presión mediática, las infidelidades del Príncipe Carlos y las exigencias de su papel hicieron que cayera en una espiral bastante perjudicial para ella.

De esta manera, el periódico en cuestión abordó el sufrimiento de Lady Di y recordó una penosa confesión de Diana a su biógrafo Andrew Morton. "Ella había sufrido bulimia en los primeros tiempos de su matrimonio con Carlos de Gales. La Princesa intentó cortarse las venas con una cuchilla, ante la falta de atención de su marido", sentenció el sitio web.

Otras Noticias