REY JUAN CARLOS

El punto en el que coincidirían la Infanta Cristina y el Rey Felipe sobre el Rey Juan Carlos

La Infanta Elena también está en el medio.
sábado, 21 de mayo de 2022 · 03:30

La visita del Rey Juan Carlos no ha hecho más que develar algunas verdades. Acompañado de su hija, la Infanta Elena, el Emérito volvió a pisar suelo español en la localidad gaditana de Sanxenxo, donde una multitud de personas lo esperaba para recibirlo y registrar qué ha sido de esos largos meses sin su presencia en España. Después de empacharse de la visita de sus amigos, el Emérito acudirá al encuentro con su hijo, el Rey Felipe y la Infanta Cristina.

El Rey Juan Carlos en Sanxenxo. 

Tal como mencionamos, esta visita no hace más que sacar varias verdades a la luz. La primera es que el Rey Juan Carlos se moría de ganas por venir a España. Después de tantos amagues, esta visita inesperada reanimó un poco su vida y la de España, al menos de quienes sí simpatizan con él y todo su legado.

Los problemas de salud quedaron también en evidencia. La clara dificultad para caminar autónomamente es la clave de su salud, esa que, por más intervenciones que se le haga, refleja cierto deterioro. El padre del Rey Felipe no puede caminar bien y tiene que ser no solo sostenido por un bastón, sino por un tercero que preste el brazo.

En la mayoría de los casos, ese rol lo cumple la Infanta Elena. No solo hablamos de un bastón propiamente dicho, sino de esa pata emocional que siempre ha sido la falta en la vida del Rey Juan Carlos. Primogénita, fue quien más visitó a su padre en Abu Dabi. Algunas veces acudió también la Infanta Cristina también a su encuentro. 

La Infanta Elena en Sanxenxo. 

Siempre pasa en un discreto segundo plano, pero la Infanta Elena es la gran acompañante del Rey Juan Carlos. Fue de hecho quien lo recibió en Vigo junto a Pedro Campos. Juntos pasarán esta estadía en el lujoso chalet hasta volar el lunes a Madrid, donde protagonizarán “La cumbre de los Borbón”. Allí se espera el tan ansiado reencuentro entre el Rey Felipe y la Infanta Cristina después de todo el escándalo de su separación con Iñaki Urdangarín. Allí no tiene que hacer mecha la Infanta Elena, quien también tiene su distancia con el Rey Felipe, sobre todo por motivos que abrazan a la Reina Letizia. 

Esta es otra gema que nos ha dejado hasta aquí el primer día de visita a España del Rey Juan Carlos. La relación que tiene con la Infanta Elena es quizás de las más importantes. Así como el Emérito no podía ocultar su cara de felicidad, en la sonrisa de Elena pasaba lo mismo. Queda ver si ocurre lo mismo con el Rey Felipe y la Infanta Cristina, quienes también deberán cumplir el rol ejemplar que hasta ahora solo lo hace su hermana mayor. 

Otras Noticias