REY JUAN CARLOS

Jaime Pañafiel confirma lo que muchos intuían sobre la Reina Letizia y el Rey Juan Carlos

El periodista habló sin recato de los complicados momentos que enfrentó el Monarca tras la llegada de la asturiana.
sábado, 21 de mayo de 2022 · 02:30

El Rey Juan Carlos y la Reina Letizia nunca han tenido una buena relación, y tal como reveló Jaime Peñafiel, el sentimiento de rechazo entre ellos es mutuo. Cuando el entonces Príncipe Felipe le confiesa a su padre que se enamoró de una periodista divorciada, esto no fue bien recibido por él y se opuso desde un primer momento. 

La eterna enemistad de la Reina Letizia y el Rey Juan Carlos.

Y es la impresión con la que se queda la asturiana. El reconocido periodista así lo explicó en una entrevista que concedió al portal "Huffingtonpost", que ella nunca pasó página.

 Letizia odia a Don Juan Carlos porque se opuso a esta boda. 

Y de eso hace ya casi 18 años, cuando la Reina Letizia logró consolidar su amor con el Rey Felipe a pesar de la contrariedad del Rey Juan Carlos. A este le tocó aceptar que el heredero al trono quería estar con la entonces la comunicadora, y se lo hizo saber de una forma de lo más contundente. Jaime Peñafiel lo recordó en el mencionado medio. 

Cuando Felipe informa a su padre que se va a casar con una muchacha y le dice que tiene un problema, que está divorciada, aquello no había habido divorcios en la Familia Real, a Don Juan Carlos aquello le sacudió hasta extremos de que no autorizó la boda, y Felipe en un gesto de soberbia se marchó a Estados Unidos con Letizia en octubre, el día de la Fiesta Nacional, y no vino, no se presentó. Juan Carlos entendió que negarse a que se casara podría crear un drama institucional y autorizó la boda.

La Reina Letizia se casó con Felipe VI a pesar de la negativa del Rey Juan Carlos.

Por otra parte, Jaime Peñafiel aseguró que también detrás de la abdicación del Rey Juan Carlos estaba la Reina Letizia, porque ella quería que su esposo fuera Rey, es decir, la madre de la Princesa Leonor al final cedió al encanto que proporcionan el poder y los privilegios de una Monarquía.