REINA SOFÍA

El Rey Juan Carlos y la Reina Sofía, la única razón de peso que les impediría firmar el divorcio

La separación de los Eméritos ya no es una cuestión de Estado.
viernes, 27 de mayo de 2022 · 03:00

La visita del Rey Juan Carlos al país abrió un abanico de polémicas y, por supuesto, una lista interminable de interrogantes, en especial tras que se conociera públicamente que la Reina Sofía no pudo mantener un dialogo privado con el exsoberano y es que, mal que les pese, aún continúan siendo marido y mujer ante Dios y ante la ley. Lo cierto es que teniendo en cuenta estos últimos acontecimientos, los rumores de divorcio suenan cada vez con más fuerza dentro de la Monarquía.

La Reina Sofía y el Rey Juan Carlos cumplieron el 14 de mayo 60 años de matrimonio. Fuente: (Foto de archivo).

¿Por qué no se atreven a firmar el divorcio? Antes de ahondar en este asunto que mantiene en vilo a más de una persona, es necesario destacar que el Rey Juan Carlos habría intentado separarse de la Reina Sofía en dos oportunidades: la primera fue en la década de los 90 cuando habría mantenido una amistad muy cercana con Marta Gayá y después lo volvió a intentar en el año 2012.

De hecho, en esta ocasión, el suegro de doña Letizia habría reunido a sus tres descendientes en el reconocido restaurante madrileño, El Landó, para informarles la decisión. En aquel momento el vínculo extramatrimonial que mantenía el Rey Juan Carlos con Corinna Larsen ya era público y estaba dispuesto a dar el siguiente paso con la mujer que, actualmente, se transformó en su peor pesadilla.

Por otro lado, Sofía de Grecia también se habría atrevido a solicitar a su esposo la disolución matrimonial. De acuerdo a la información de fuentes oficiales, la que fuera Consorte de España llegó por sorpresa al palacio La Encomienda de Mudela, pero, lamentablemente, la que quedó pasmada fue ella tras ver una imagen que preferiría mantenerla en el olvido. Inmediatamente, habría tomado a sus hijos y se marchó a la India donde residía su madre para reflexionar sobre qué paso daría. Claro está que luego regresó a Zarzuela y todo siguió como antes.

En el caso de oficializar el divorcio, el Rey Juan Carlos y la Reina Sofía seguirán siendo miembros de la Casa Real de acuerdo al decreto competente que así lo establece. Fuente: (Foto de archivo).

La pregunta del millón es ¿Qué sucedería si los Eméritos deciden separarse? El abogado Alberto García Cebrián analiza en términos jurídicos esta situación para El Cierre Digital donde desglosa punto por punto las claves de la separación, sin embargo, hay que tener una en cuenta: actualmente, se encuentran separados de hecho, motivo por el cual en el caso de fallecimiento de uno de los dos, ninguno sería heredero forzoso del otro. Es necesario subrayar que, si bien no tendrían derecho a la herencia en calidad de viudos, sí podrían ser beneficiados con el tercio de libre disposición.

El letrado destaca que "si los Reyes Eméritos cesaran en su separación de hecho y volvieran a la vida matrimonial, ante un hipotético fallecimiento de cualquiera de ellos, el cónyuge viudo tendrá derecho al usufructo viudal , lo que se extrae del tercio de mejora. Un dato no menor es que se casaron bajo el régimen de gananciales, por lo tanto, no se puede dejar de lado las capitulaciones firmadas que, hasta el día de hoy, son todo un misterio.

Por último, la razón de peso que impediría a que el exmonarca y su esposa dieran el gran paso del divorcio legal es que ninguno de los dos estaría interesado en someterse a los trámites jurídicos que implica esta decisión, eso sí, uno está menos interesado que el otro: "Ahora es Juan Carlos el que no está dispuesto a entregar a Sofía parte de su fortuna, porque ya no tiene intención ni está en condiciones de casarse con nadie", explica el jurista. 

Otras Noticias