REY JUAN CARLOS

El paladar del Rey Juan Carlos a gusto en Galicia, qué comida prefiere Su Majestad

Sale a la luz cuáles son los mejores platillos del Rey Emérito.
lunes, 30 de mayo de 2022 · 12:00

Hace una semana, el Rey Juan Carlos se encontraba almorzando en el Palacio de la Zarzuela y pasando una amena jornada familiar antes de retornar a Abu Dabi, su residencia fijada hace casi dos años tras su exilio voluntario en agosto de 2020.

Lo cierto es que "la vuelta a casa" del longevo monarca trajo consigo un sinfín de titulares y, a decir verdad, medios como "El Debate" analizaron en detalle cómo fue la bienvenida gastronómica que recibió Su Majestad ni bien pisó suelo español y más precisamente Galicia.

De acuerdo al medio citado, el paladar del Rey Emérito estuvo muy a gusto desde que llegó a Sanxenxo y fueron muchos los ciudadanos que se preguntaron qué comida prefiere el soberano estando en su tierra.

En ese sentido, la periodista del magacín Almudena Villegas Becerril explicó que el esposo de la Reina Sofía "encaja cualquier plato bueno", es decir, le encanta degustar tanto los platillos de taberna o cocina moderna como un exquisito sushi. ¡Menuda sorpresa!

El Rey Juan Carlos en las regatas de Sanxenxo. Fuente: (Gtres)

Pero desde luego, todos coinciden en algo: le pirra la cocina española de toda la vida, la potente y sabrosa, la casera y popular.

Tras estas palabras, la reportera del sitio web optó por nombrar cuáles son las delicias que prueba el padre del Rey Felipe en las distintas regiones del país y dijo: "En el sur, tortillitas de camarones y langostinos de Sanlúcar. En Galicia percebes ¿quizás empanada? seguro pulpo y pimientos de Padrón. En León tartar, chuletón y cecina".

El abuelo de la Princesa Leonor y la Infanta Sofía saludando a sus fieles en Galicia. Fuente: (Efe)

De esta manera, el periódico en cuestión se moja respecto a los gustos gastronómicos del Rey Juan Carlos tras su sonado regreso a España. Además, la comunicadora también se preguntó a qué sabrá comer en Galicia "después de 654 días fuera de casa".

Saber comer es también parte del saber estar. No es exigente, no come demasiado y es bastante moderado con la comida. Suele parecerle todo bien, sin excesos, me cuentan.

Más de

Otras Noticias