CHARLÈNE DE MÓNACO

El polémico regreso de Charlène de Mónaco que estropearía los planes del Príncipe Alberto

Ningún gesto de su flamante reaparición pasó desapercibido.
jueves, 5 de mayo de 2022 · 02:00

Al fin, después de tantos meses de espera, se produjo la reaparición más esperada. Charlène de Mónaco entregó junto a su esposo, el Príncipe Alberto, y sus dos hijos, Jacques y Gabriella, el Gran Premio de Fórmula 1, la ocasión ideal para que demuestre al mundo que tales rumores de crisis y divorcio son pura especulación.

Aunque este medio no descarta que se trate de un mero montaje. No sería la primera vez que la realeza ejecuta un acto similar con tal de sanear tantos rumores y, a juzgar por las pruebas del último año, el Palacio de Mónaco acostumbra optar por esta sencilla estrategia de comunicación. Ante los rumores de crisis, nada que una foto familiar no pueda aclarar.

Charlène de Mónaco
La familia de Charlène de Mónaco al fin unida. 

Sin embargo, desde este lado, como espectadores, nos preguntamos ¿alcanza? ¿basta una imagen de la familia completa para silenciar tantos dichos y confirmaciones sobre lo deteriorado que está el matrimonio de Charlène de Mónaco con el Príncipe Alberto? ¿una imagen compensa todo lo que se ha dicho sobre la salud mental de la exnadadora olímpica?

Varios medios han analizado la conducta de Charlène de Mónaco durante este acto. Establecer un antes y un después fue inevitable. El último año ha deteriorado la salud física y mental de nuestra querida Princesa, alejándola del ojo público y ocultando su estado, su relación y su situación después de haber vivido en Sudáfrica apartada de su familia.

Los medios hablaron sobre un rostro triste, visiblemente afectado por la situación. Un cambio de look simboliza una nueva etapa, pero no puede pretender tapar todo con un solo dedo. El rubio platinado, maquillaje al composé y el traje por demás sobrio de la Princesa develaron esos intentos desenfrenados por sostener las apariencias. En lo que respecta a miradas cómplices con el Príncipe Alberto, Nino (ni noticias).

Charlène de Mónaco
Charlène de Mónaco no pudo disimular su tristeza. Fuente: "Lecturas".

"Cuando hay un cambio de peinado es que queremos cerrar una etapa. Es un peinado muy ordenado, muy formal. Esa es la sensación que quiere dar, que es otra persona, que ha cortado de raíz con todo lo que ha pasado, en este caso, su enfermedad", explica Cristian Salomoni, un experto en comunicación no verbal consultado por la revista “Vanitatis”. A nadie engañan, pese a que lo intenten.

La salud de Charlène de Mónaco no aparenta verse mejor sino todo lo contrario. La frialdad con la que ella y su esposo se trataron no engañó a nadie. Allí hay asuntos mucho más ocultos y forzosos que pretenden mantener al descubierto. Mientras, las especulaciones siguen y siguen. Cuando el río suena, es porque agua tiene.

Otras Noticias