REY JUAN CARLOS

Llega la hora de la verdad para el Rey Juan Carlos y Corinna Larsen

En dos semanas y media el imperio puede derrumbarse.
viernes, 10 de junio de 2022 · 02:30

Tarde o temprano, este cara a cara iba a suceder. El Rey Juan Carlos no puede postergar más la demanda que Corinna Larsen le impuso frente al Tribunal Supremo de Londres. Para sorpresa de muchos, la justicia falló en contra del Emérito y marcó un hecho sin precedentes.

Corinna Larsen denunció a su expareja por espionaje ilegal y atosigamiento cuando éste ya no era Monarca. La justicia de Gran Bretaña ha interpretado que, en este caso, la “inviolabilidad” del Rey Juan Carlos no es aplicable, motivo por el cual deberá ser juzgado como cualquier ciudadano común.

Corinna Larsen y el Rey Juan Carlos se verán las caras en dos semanas. 

La fecha para que Corinna Larsen y el Rey Juan Carlos se encuentren es el próximo 1 de julio, a tan solo un mes y medio de la primera visita del Emérito a España, fugaz viaje que ha causado polémica, polarización y supuestamente una muy severa reprimenda de su hijo.

El juez a cargo del caso es Matthew Nicklin y el mismo ha establecido este derrocamiento de la inviolabilidad del Rey Juan Carlos. Argumentó su postura alegando a la división entre un deber político y social y uno privado. El letrado considera que lo que se hizo con Corinna Larsen va por las ramas de la privacidad, gestos en los que la Institución y el estado no tendrían por qué intervenir.

Corinna Larsen logró que el Tribunal Supremo de Londres rechace la inviolabilidad del Rey Juan Carlos. Fuente: (foto de archivo)

Tres fechas y una determinación contra el Emérito

Además, el juez considera tres fechas cruciales en donde se cruzan los comportamientos delictivos de Juan Carlos de Borbón. En 2014 fue su abdicación, en 2019 la retirada de su vida pública y en 2020 su traslado a Abu Dabi. En todo ese tiempo Corinna Larsen habría sido víctima de los delitos ya mencionados donde, según Nicklin, la coronita de la realeza no tendría que haber intervenido en lo absoluto.

Los abogados del Rey Juan Carlos intentaron a toda costa evitar que aquel encuentro sucediese. El Emérito ya ha suspendido su viaje a Sanxenxo tras entender que sus visitas no son vacaciones sino todo lo contrario. Su comportamiento poco ejemplar debe tener su sanción y consecuencia. Ya no depende de España. Que quede en manos de la Justicia.

Otras Noticias