Entretenimiento

La Reina Sofía y su triste historia de amor no correspondido

Antes del Rey Juan Carlos, la Emérita tuvo la oportunidad de vivir un cuento de hadas. ¿Qué fue lo que pasó?
lunes, 13 de junio de 2022 · 08:06

No se suponía que la Reina Sofía termine casada con el Rey Juan Carlos. O, al menos, es lo que ella pretendía. Así lo cuenta la historia, los biógrafos no autorizados que siempre tienen de dónde escarbar y, en ocasiones, hasta obtienen información de primerísima mano, por no decir de quienes protagonizan sus libros que luego comercializarán al mejor postor. La historia de Doña Sofía podría haber sido completamente distinta y, sin embargo, fue una plebeya la que se lo negó.

Corría la segunda mitad de la década del 50. Los reyes de Grecia estaban a la búsqueda de un esposo para su hija. Es así que arman las maletas y viajan rumbo a Noruega, donde los esperaba el Rey Olav y su hijo, un apuesto y erguido varón de ojos azules y cabellos claros engominados. Él es Harald, nombre conocido, pues, es el actual monarca del país nórdico. Y lo cierto es que habría estado dispuesto a desposar a la Emérita de España si no hubiera sido, claro, por que su corazón quiso otra cosa.

La Reina Sofía y el Rey Harald vivieron un fugaz coqueteo de jóvenes royals. Sin celulares para publicar sus historias en Instagram, fueron las revistas del corazón las que les dedicaron un par de tapas dando por sentado que ambos darían el “sí, quiero” en tiempo récord. Más aún teniendo en cuenta que el padre del “Príncipe Vikingo” estaba desesperado por casar a su hijo, quien era conocido en Noruega como el “Príncipe Solitario”.

Reina Sofía y el Rey Harald de fondo, en la década del 50. (Foto: Cordon Press)

Sin embargo, la historia no acabó nada bien para Doña Sofía. Y pese a que existe una versión alternativa sobre el por qué no continuó la relación de los royals de antaño, que incluye dineros en concepto de dotes demandados por el entonces Rey de Noruega a su par de Grecia, que éste último no habría podido completar; la verdadera razón es la que atormenta a la Emérita de España hasta la actualidad.

El Rey Harald tenía ocupado su corazón cuando el coqueteo con la Reina Sofía había dado inicio. Se había enamorado perdidamente de una plebeya. Sonia Haraldsen se llama, trabajaba en una fábrica de confección familiar y hoy es la Reina de Noruega. Están juntos en secreto desde 1959 y su relación no fue para nada fácil de avalar por la Corona nórdica.

Sonia Haraldsen en su juventud, la elegida del Rey Harald por sobre la Reina Sofía. (Foto: Cordon Press)

Se dice que Doña Sofía no habría tomado para nada bien la decisión de Harald, pero que, con el tiempo, la habría aceptado sin antes tener que coser un par de heridas en su corazón que, de tanto en tanto, hacen saltar algunas de las puntadas cada vez que recuerda todo lo que pasó desde que no tuvo otro remedio de convertirse en la esposa del Rey Juan Carlos. Ella tenía ganas de vivir un cuento de hadas, pero la vida le contestó con un triste baño de realidad. Inmerecida. Impensada. Pero alguna razón, seguramente, habrá.

La relación de la Reina Sofía y el Rey Harald, hoy

Contra todos los pronósticos, la Reina Sofía y el Rey Harald gozan de una estupenda relación. Los reinos de España y de Noruega han sabido tender lazos que incluyen lo familiar, teniendo en cuenta que el propio Rey Felipe es padrino de una de las nietas de los reyes nórdicos.

Reina Sofía y Rey Juan Carlos junto al Rey Harald en la Copa del Rey de Vela en Palma en 2007. (Foto: Cordon Press)

Tanto Doña Sofía como Don Juan Carlos han estado en la gran fiesta que se celebró en Oslo, allá por 2017. Actualmente, siguen manteniendo comunicación, pero solo tendiente a actividades de sus respectivas Casas Reales. Igualmente, las fotos hablan, y cada vez que son fotografiados juntos se nota que existe una buena relación.