VICTORIA FEDERICA

La extraña patología de Victoria Federica que enciende la preocupación

Las fotos del síndrome que padece la sobrina del Rey Felipe.
viernes, 17 de junio de 2022 · 10:22

Detrás de cada burla que ha sufrido, detrás de cada comentario malicioso que ha recibido, detrás de cada meme que ha provocado, detrás de todo eso hay una muchacha joven que padece una extraña patología y que las fotos que han salido a la luz esta semana no han hecho más que confirmarlo: se llama tanorexia, y quien lo sufre es Victoria Federica.

Todo comenzó el sábado pasado cuando Victoria Federica fue invitada a la boda de Charles San Sarcidet y Patricia Laffón, la hermana de Rochi Laffón, su amiga más cercana con la cual ha viajado a Disney recientemente. Fue en este enlace realizado en Sevilla que la joven ha mostrado un excesivo maquillaje que la ha convertido en tendencia desde el último miércoles.

El look de Victoria Federica en la boda de Patricia Laffón en Sevilla despertó los memes y también la preocupación. Fuente: (Lecturas)

Lo que nadie sabía hasta el momento, tal como consigna La Razón, es que la sobrina de Felipe VI sufre tanorexia o adicción al bronceado. La respuesta a una pregunta que nos realizamos todos con lo obsesiva que es Victoria Federica con su imagen: ¿Cómo nadie de su entorno le ha alertado de su excesivo tono tan subido y anaranjado?

Precisamente, lo que padecería Victoria Federica está en la mismísima definición de lo que es la tanorexia: "Dícese de la persona que genera una necesidad obsesiva para lograr un tono de piel más oscuro, ya sea tomando el sol al aire libre o en cabinas de rayos UV, que nunca puede alcanzar al creer tener un tono mucho inferior al real".

Victoria Federica ya había dado señales de su obsesión por lograr un tono de piel más oscuro. Fuente: (Semana)

Esta obsesión de Victoria Federica comenzó a darse este año, luego del look blanco pálido Morticia Adams que supo mostrar hasta su relación con Jorge Bárcenas. De repente, la joven influencer empezó a darse cuenta de lo favorecida que estaba con un tono bronceado que no conoció límites.

Se lo pone todo encima y cada vez quiere más y más y por muy morena que esté, ella se sigue viendo blanca y eso exactamente es la tanorexia.

Las palabras de Marta Boira en el artículo publicado por el mencionado sitio dan fe de que la hija de Jaime de Marichalar toma sol, se ha convertido en adepta a los rayos uva faciales, se pone autobronceador a diario y se remata con bases y polvos terracotas al lograr un tono de piel que no coincide para nada con el tono de piel de sus propios padres, Jaime y la Infanta Elena.

Otras Noticias