PRINCESA INGRID ALEXANDRA

El llanto y la inesperada confesión de la Princesa Ingrid Alexandra

Lo que dijo sorprendió a todos los presentes.
domingo, 19 de junio de 2022 · 11:27

La cena de cumpleaños de la Princesa Ingrid Alexandra por su mayoría de edad fue realmente única. Dejando de lado todo detalle de opulencia, elegancia y distinción; los condimentos de este encuentro fueron verdaderamente materia de tapas de revistas de aquí hasta fin de año.

En el Palacio de Oslo, la joven princesa junto a sus padres y abuelos –Reyes de Noruega- oficiaron de anfitriones de una serie de invitados de primer nivel. Monarcas de toda Europa asistieron al convite que hizo recordar las mejores épocas de la “sangre azul” europea, cuando antes de la pandemia cualquier excusa era suficiente para organizar un baile.

Princesa Ingrid Alexandra y toda la Realeza asistente a su cena. (Foto: EFE / Lise Aserud)

Punto y aparte fueron las grandes ausencias de la jornada. El Rey Felipe de España, padrino de la Princesa Ingrid Alexandra, debió asistir solo por la falta de “timing” de su esposa, la Reina Letizia, y de su hija, la Princesa Leonor. Nada evitó que la royal nórdica del momento se celebrara a sí misma y se permitiera ciertas acciones muy por fuera del protocolo.

Todo ocurrió durante el discurso de la noble vikinga. Cada palabra que salió de sus labios fue motivo de aplausos y cabezas asintiendo con ojos húmedos. Ella misma dejó caer un par de lágrimas que no pudieron seguir sosteniéndose a sus bellos ojos claros hipnotizantes, lo que provocó un efecto cadena que impactó primero en su madre, la Princesa Mette-Marit, sentada junto a Felipe VI, quien le sostuvo la mano y la felicitó por su hija, por sus bellas palabras, por el momento tan hermoso que les había hecho vivir a todos en lo que fue el hecho más emocionante de todo el evento.

La emoción de la Princesa Ingrid Alexandra durante su discurso. (Foto: Reuters / Haakon Mosvold Larsen)

El discurso continuó y lo que vino después descolocó a todos los presentes. La Princesa Ingrid Alexandra cometió una infidencia que transformó por un momento el rostro de sus padres y de sus abuelos, príncipes herederos y Reyes de Noruega. Una confesión que tenía a su madre como protagonista, ya con un historial de polémicas importantes (sin tener que recordar su camino al trono, resistido por el gran Rey Harald). La Princesa Vikinga reveló un detalle de puertas adentro.

“Queridos mamá y papá, muchas gracias por todo lo que me han dado. Mamá, podemos hablar de cualquier cosa. Gracias por permitirnos tumbarnos en el sofá y ver series, como 'Sexo en Nueva York'. Realmente aprecio todo lo que haces por mí”, fueron las palabras de la joven princesa nórdica y futura heredera del trono, que logró que algunos esbocen una que otra sonrisa leve y alguna mirada de reojo disimulada.

La Princesa Ingrid Alexandra se confesó fanática de la conocida y exitosa serie para adultos protagonizada por Sarah Jessica Parker, una producción bastante subida de tono para su edad y ¿apropiada para alguien de la realeza?

Otras Noticias