REY FELIPE

La enorme diferencia entre el Rey Felipe y el Rey Juan Carlos

Definitivamente quiere diferenciar su reinado del de su padre.
domingo, 19 de junio de 2022 · 09:19

No hay misterio alguno. Desde que hizo lo que hizo, a nadie le ha cabido ni una sola duda de cómo podría llegar a ser su reinado. Tampoco lo que haría y con quiénes lo haría. El Rey Felipe no solo desterró a su padre, el Rey Juan Carlos, sino que exilió por completo una forma de reinar. Y lo demuestra día a día con acciones, sí, pero todavía más con las omisiones.

¿A qué nos referimos? Puntualmente, en este caso estamos haciendo referencia a un dote del que gozan solo los reyes y a través del cual acercan cada vez más gente a la Realeza, brindándole solidez (en cierto modo) y también blindaje. Es clave a quiénes acercar y, también, a quienes alejar. Así, sin más preámbulos, de lo que hablamos es de los títulos nobiliarios. Felipe VI ha sido el único monarca que hasta ahora ha decidido no conceder ni uno solo.

Y, de hecho, para mayor curiosidad y goce de los estadísticos, el Rey Felipe no solo no ha convertido a ni un solo español en “noble”, sino que se ha encargado de arrebatarle un título a uno de ellos o a dos, más bien. Y muy cercanos, por cierto. Le ha revertido el Ducado de Palma de Mallorca a su hermana, la infanta Cristina, y a su ex esposo (¿en proceso de retroceso?), Iñaki Urdangarin. Esto luego de la explosión mediática por la imputación de Doña Cristina en el caso Nóos.

El Rey Felipe junto a su hermana, la Infanta Cristina, e Iñaki Urdangarin, antes de arrebatarles su "nobleza". (Foto: EFE)

Quienes conocen un poco más de estrategias de las realezas aseguran que la decisión de Don Felipe no es casual y que tienen que ver, directamente, con algo que ellos gustan de llamar puertas adentro como “operación limpieza”. ¿Limpiar qué? Pues la imagen bastante manchada de escándalos que ha dejado el Rey Juan Carlos, hoy recluido en Abu Dabi (Emiratos Árabes).

El Rey Felipe ha decidido reducir a los miembros de la Familia Real per sé, dando lugar en actividades oficiales solo a su propia familia compuesta por la Reina Letizia –claro está- y sus hijas, la Princesa Leonor y la Infanta Sofía. Un reducido cúmulo de responsabilidades reales le fueron otorgadas también a su madre, la Reina Sofía, pero solo en temas considerados por los Reyes de España como de “segundo plano”.

¿De qué la van los títulos nobiliarios?

Durante su reinado, el Rey Juan Carlos ha otorgado un total de 55 títulos nobiliarios de entre casi tres mil que existen en toda España. Un infantazgo, seis ducados, 35 marquesados, seis condados, una baronía y un señorío fue la “performance nobelesca” que marcó el Emérito antes de su abdicación.

Y, ahora bien. ¿Qué beneficio atribuye un título nobiliario a la persona que lo porta? Son honoríficos, brindan la posibilidad de ser tratados con protocolo a sus portantes y –quizás más importantes- la posibilidad cierta y futura de enlace matrimonial con quienes ya son nobles desde la cuna de oro.

El día que el Rey Juan Carlos le concedió al escritor Mario Vargas Llosa el título de Marqués, en febrero de 2011. (Foto: Gtres)

Según se establece en el BOE, ley sobre la igualdad del hombre y la mujer en la sucesión de títulos nobiliarios, su posesión hoy en día “no otorga ningún estatuto de privilegio, al tratarse de una distinción meramente honorífica cuyo contenido se agota en el derecho a usarlo y a protegerlo frente a terceros”.

A saber: los títulos nobiliarios en España tienen un coste. Se solicitan. No pueden ser objeto de transacciones comerciales y su uso indebido está penalizado por ley. Están gravados con el pago de impuestos que varían entre 800 y 17.000 euros. Heredar ducados, condados o marquesados también está gravado.

Otras Noticias