IÑAKI URDANGARIN

El baile de Iñaki Urdangarin que no gustará nada a la Infanta Cristina

Desborda de felicidad a pesar de su inminente divorcio.
lunes, 20 de junio de 2022 · 09:27

Atrás va quedando ese semblante derrotista. También el triste y lento andar. El pasado, poco a poco, va relegando los intentos –uno tras de otro- por remendar lo que fue y ya no será. Hoy la sonrisa es lo que importa y qué mejor que el deporte para volver a hacerlo. Iñaki Urdangarin se ha sacado la careta de víctima y ha vuelto a salir a la vida. Aunque a la Infanta Cristina le pese. O a quien sea que le moleste.

El ex Duque de Palma ha sido visto bastante animado, últimamente, y una foto reciente lo deja en evidencia. Fue durante un partido de Barcelona balonmano por las semifinales de la Champions League. Hasta el estadio fue para apoyar al club de sus amores y en el que también juega su hijo. Allí fue recibido con bombos y platillos por su presidente, Joan Laporte, que hasta lo invitó a tomar posesión de una banca en el VIP.

Un Duque, un Príncipe, un Rey en su trono fue Iñaki Urdangarin durante todo el partido. Y su equipo ganó y gustó. Estaba contento, desbordaba de alegría. Tanto que no pudo evitar demostrarlo a las cámaras que, de tanto en tanto, le apuntaban para ver sus reacciones. Y, entonces, no pudo evitarlo. Es que no podía aguantarse más. Ni los papeles del divorcio que enviará en los próximos días la Infanta Cristina podrían haberlo frenado.

El bailecito de Iñaki Urdangarin que, seguramente, odiará la Infanta Cristina. (Foto: TV3)

En una de las pasadas de cámara, Urdangarin dejó ver un bailecito de festejo bastante simple y simpático. Nada de pasos complicados para lucirse, ni de caras ridículas o gestos adicionales para generar algo más de lo debido. Índices levantados al cielo y antebrazos subiendo y bajando en turnos, acompañados por leves y delicados movimientos de hombros. Nada del otro mundo, pero todo en este mundo que lo tiene en la mira. Y sí. Como podía esperarse, hubo repercusiones.

Hubo, por supuesto, quienes criticaron duramente a Iñaki Urdangarin por no mantener la compostura, por salirse del protocolo, por estar allí con el crimen financiero que pesa sobre sus hombros. ¡Pero qué va! Si al hombre lo han despojado de sus títulos nobiliarios y está pagando sus penas con creces.

El ex (con mayúsculas) Duque de Palma parece dispuesto a rehacer su vida y hacer bailecitos en donde se le rebaje la gana por más que a la Infanta Cristina no le guste. Y quién dice no vio el video y por eso decidió acelerar el proceso que venía lento y tibio, todavía con posibilidades de anularse por ciertos acercamientos jamás comprobados entre ambos: uno en Ginebra (Suiza), donde reside la hija del Rey Juan Carlos, y otro en Barcelona a principios de junio para el cumpleaños de su hija Irene.

Iñaki Urdangarin y la Infanta Cristina, antes del infierno. (Foto: Gtres)

El bailecito dio frutos

Luego del baile que indignó a los adeptos a la realeza y a la Infanta Cristina, la sonrisa de Iñaki Urdangarin se agrandó todavía más este fin de semana. Es que su equipo consiguió su undécima Champions League y él también estuvo allí para festejarlo.

El condenado por el Caso Nóos hasta se animó a dar declaraciones a la prensa una vez finalizado el partido. Toda una muestra de que está decidido a salir de una vez por todas de las sombras.

Queda ver qué medidas tomarán desde la Casa Real donde, seguramente, la cosa está al rojo vivo.

Otras Noticias