PRINCESA MARTA LUISA

Ya no hay vuelta atrás para la Princesa Marta Luisa de Noruega y Durek Verrett

Lo han confirmado ellos mismos y la decisión está tomada.
jueves, 23 de junio de 2022 · 09:40

No es lo que podríamos llamar un cuento de hadas. Al menos no uno tradicional. Sin pruebas ni dudas, ningún guionista de Walt Disney se hubiera imaginado algo similar a lo que viven hoy la Princesa Marta Luisa de Noruega y el chamán Durek Verrett, que ya han tomado una decisión y no hay vuelta atrás, según dicen.

Lo han conformado. Nada podrá evitarlo. Fueron amenazados de muerte, víctimas de comentarios con un grado de violencia que hace remontarse a tiempos pasados de profunda oscuridad. Xenófobos, racistas, clasistas. Una fila interminable de detractores es lo que tiene esta pareja poco tradicional de la monarquía europea. Quizás por eso es que han decidido hacer explícito lo que ya no pueden guardarse más.

La Princesa Marta Luisa y Durek Verrett se casarán. Ya se sabía, pero lo harán a pesar de todo. Pese a sufrir amenazas constantes y permanentes y ser violentados una y otra vez por todas las vías posibles. Contraerán matrimonio, guste a quién le guste. No les importa nada más que el genuino amor que se tienen, no de cuento de hadas, pero de algo más que merece ser contado y llevado, como mínimo al cine.

“Estoy muy feliz de comunicaros que estoy prometida al chamán Durek, el único que hace que mi corazón salte”, ha escrito la hija del Rey Harald en un comunicado en el que también explica una dura determinación, que acompaña a la buena noticia: tras la boda, ambos continuarán viviendo por separado, ella en Noruega y él, en California, Estados Unidos.

Sobre las amenazas de muerte a la Princesa Marta Luisa y Durek Verrett, es éste último quien cree tener la explicación. “Creo que gran parte de nuestra relación y por qué la gente tiene tanto problema con ella y tienen ese odio que nos envían hasta amenazas de muertes es porque no quieren ver a un hombre negro en la Familia Real porque nunca ha habido uno en la historia de las Casas Reales europeas y eso es algo enorme”, aseguró el chamán en un video que ambos hicieron circular en redes.

Una familia real moderna

La Familia Real de Noruega es conocida en la monarquía europea por su apertura -natural o forzada- a la que se han entregado el Rey Harald y la Reina Sonia. Ya la relación de los monarcas ha sido un hito en sí mismo, rompiendo todos los moldes establecidos al casarse por amor y no por conveniencia política. El vikingo rechazó a la Reina Sofía, quien era la elegida de los Reyes de Grecia y del padre del actual Soberano nórdico para unir las Casas Reales.

El segundo hito es el que protagoniza el Príncipe Haakon, heredero al trono, quien contrajo matrimonio con Mette-Marit, que entonces ya venía de una relación bastante tormentosa y era madre soltera. No fue bien visto ni por la prensa ni por un sector de la sociedad noruega, pero fue aceptado por los reyes.

Completan este rompecabezas de la modernidad monárquica la Princesa Marta Luisa y Durek Verrett. Prueba fehaciente de la apertura de la Corona Noruega y de su evolución por sobre el resto de las monarquías que, todavía, luchan contra sus propias y vetustas tradiciones y creencias.

Les deseamos una feliz boda a la hija del Rey Harald y al chamán que se ganó su corazón.

Otras Noticias