REINA LETIZIA

Lo que más odiarían la Princesa Leonor y la Infanta Sofía de la Reina Letizia

Salen a la luz escabrosos detalles de la relación.
martes, 28 de junio de 2022 · 09:30

¿Se llevan bien? ¿Son todo lo que demuestran en fotos? ¿O acaso hay algo detrás? Se sabe que una imagen habla más que mil palabras, pero las fotografías siempre han sido un arma de doble filo. Hasta la sonrisa y el “look” impecable que aparentan las fotos, muchas cosas pueden haber pasado. Como un río que se ve impecable desde el puente, tan relajante, tan pacífico; ¿pero cuánto barro y rocas habrán ido por su cauce y no hemos visto? Toca hablar de la Reina Letizia con sus hijas, la Princesa Leonor y la Infanta Sofía. Una relación que, aseguran, es bastante escabrosa.

Quienes han tenido la posibilidad de estar cerca, de alguna forma, de la Familia Real no pueden evitar hablar de lo controladora que sería Doña Letizia y de cómo esto habría afectado su forma de llevarse con las jóvenes princesas, a primera vista, aisladas de todo agente exterior e incluso interior. Esto último, ya que se sabe de la poca –y casi nula- relación que existe entre Leonor y Sofía de Borbón con sus primos hermanos. Ni hablar de su abuela paterna, la Reina Sofía, que las adora.

Reina Letizia controlando en la calle a sus hijas, Princesa Leonor e Infanta Sofía. (Foto: Gtres)

Poco a poco se van conociendo detalles y decisiones que la Princesa Leonor y la Infanta Sofía odiarían de su madre, la Reina Letizia. Describimos solo algunas, las que hemos podido mínimamente corroborar con otros medios y periodistas especializados en la materia “royalty”.

Obsesión con la comida saludable

Se dice que Doña Letizia siempre fue bastante estricta con la dieta de sus hijas mientras ambas vivían bajo su techo. Hoy solo la joven Sofía debe padecer esta obsesión, ya que la Princesa de Asturias reside en el internado de UWC Atlantic College, en Gales. Aunque no se descarta que mantenga cierto control a distancia.

La Reina Letizia tendría terminantemente prohibida a la Princesa Leonor y a la Infanta Sofía la ingesta de toda comida considerada no saludable. Olvídense de la comida rápida: las sabrosas hamburguesas triples, papas fritas, nuggets de pollo y todas esas delicias a la que gente común como nosotros tiene acceso libre.

Reina Letizia, Princesa Leonor e Infanta Sofía en cena familiar. (Foto: Casa de Su Majestad el Rey)

Tampoco las infantas tendrían permitido comer ningún tipo de golosina, tanto por el exceso de azúcar como el daño que producen a los dientes. Una teoría que podría comprobarse por el detalle que la menor de los Borbón ha dejado ver estos días: su ortodoncia transparente, que ha traído bien oculta debajo de mascarillas durante toda la pandemia.

Quizás hay una sola “comida chatarra” que la Reina Letizia deja comer a sus hijas, la Princesa Leonor y la Infanta Sofía. Y eso porque es uno de sus más grandes placeres. Hablamos de las palomitas de maíz, que Su Alteza gusta de comer generalmente por las noches mientras ve alguna serie o película.

Después de todo, ser plebeyo tiene sus beneficios, al menos a la hora de comer.

Restricciones familiares

Este es, tal vez, uno de los puntos más polémicos de todos. Hay quienes aseguran que la Reina Letizia ha restringido a la Princesa Leonor y a la Infanta Sofía su relación no solo con personas del exterior (llamados “amigos” en la vida real), sino también con miembros de la familia como primos hermanos de parte de los Borbón, como así también de parte de los Ortiz.

Casi no hay fotos de las princesas con los hijos de sus tías, la Infanta Elena y la Infanta Cristina. Y tendría que ver con las relaciones de los padres de cada uno. En el primero de los casos, Doña Letizia consideraría que los críos de la primogénita del Rey Juan Carlos, Froilán y Victoria Federica, serían demasiado libres. En segundo lugar, con los hijos de la ex de Iñaki Urdangarin, más bien sería una cuestión de mantener impoluta la imagen después del recordado y vergonzoso Caso Nóos.

Princesa Leonor, Infanta Sofía y la Reina Letizia con la Familia Real, cuando eran felices. (Foto: Pinterest)

Pero lo que más preocupa de las prohibiciones familiares de la Reina Letizia a la Princesa Leonor y la Infanta Sofía es lo que respecta a su abuela paterna, la Reina Sofía. No pocas veces la prensa ha traído a colación un episodio en que Doña Sofía ha querido visitar a una de sus nietas enfermas en el Palacio de la Zarzuela, en ausencia de Doña Letizia por algún viaje oficial, y que las enfermeras a cargo no la dejaron pasar porque “no estaba en la lista de personas permitidas”. ¡Una locura!

Y si dudas quedaban respecto a la fricción entre ambas reinas, solo basta repasar una y otra vez las vergonzosas y tristes imágenes a la salida de la catedral de Palma de Mallorca durante las Pascuas de 2018, donde la Consorte del Rey Felipe no permitió que sus hijas se fotografiaran con su abuela, pellizcos y forcejeos de por medio. Toda una prueba.

Obsesiva de la excelencia académica

Otra de las obsesiones de la Reina Letizia es el desempeño escolar de la Princesa Leonor y de la Infanta Sofía. Quiere que vayan perfecto en cada uno de sus cursos y es por esto que aseguran que habría tomado y que mantendría, hasta el día de hoy, una efectiva determinación.

Quienes pudieron tenerla cerca aseguran que Doña Letizia solía organizar una reunión mensual con cada uno de los maestros de sus hijas. Esto, para llevar de cerca todo lo que aprendían y advertir cualquier tipo de falencia en su aprendizaje.

Princesa Leonor e Infanta Sofía en el colegio. (Foto: Limited Pictures)

Y, en este sentido, se dice también que la Reina Letizia era muy estricta con las actividades en tiempos libres y horas de sueño de las niñas. Ni la Princesa Leonor ni la Infanta Sofía tenían permitido ver televisión entre semana. Misma prohibición corría para la navegación por internet. Y a la cama antes de las 22. Control total y absoluto.

Amante apasionada de la privacidad

Si hay algo que Doña Letizia ama y hace respetar también para sus hijas, eso es su privacidad. La Consorte del Rey Felipe lo tenía claro ya desde el nacimiento de sus hijas. Y prueba de ello es la escasez de fotografías que existen de las infantas Leonor y Sofía durante su niñez. Solo en espacios cuidados y en presencia de ella, a diferencia de lo que pudimos ver desde siempre, por ejemplo, con el Rey Juan Carlos, a quien se le pueden hallar en internet fotos de crío, descamisado y con amigos varios.

El día que la Reina Letizia evitó una foto de la Princesa Leonor y la Infanta Sofía con su abuela. (Foto: Bekia)

Quizás la decisión de la Reina Letizia que más odiaron la Princesa Leonor y la Infanta Sofía fue una que llegó a afectar a sus compañeros de instituto. Su madre logró que, en pos de su amada privacidad, se prohibiera el uso de celulares en las instituciones a las que cada una asiste.

Un dato un tanto preocupante, teniendo en cuenta lo que se supo de los hijos de los príncipes herederos de Dinamarca, que decidieron sacarlos de sus escuelas por sufrir bullying.

¿Para qué tentar al destino con decisiones que no solo afectan a sus hijas, sino también a su entorno?

Otras Noticias