REINA ISABEL

La Reina Isabel atraviesa un momento doloroso que esconde detrás de su eterna sonrisa

La preocupación invade a todos.
viernes, 3 de junio de 2022 · 15:39

Era el día más esperado de su vida, pero todo ha terminado envuelto en preocupación y temor. El mundo ha seguido de cerca los festejos del Jubileo de Platino de la Reina Isabel por sus 70 años en el trono, pero la algarabía duró poco y nada, y el escozor se apoderó de las calles británicas.

Mientras las críticas se suceden en el entorno de la Reina Isabel y las críticas son feroces a su equipo médico por exponer a una dama de 90 años a una celebración descomunal para su edad, lo cierto es que el Palacio de Buckingham no ha tenido otra opción que ceder ante la presión mediática y revelar que la monarca ha sentido "cierto malestar" y ha suspendido los festejos.

La Reina Isabel junto a Kate Middleton: su cara lo dice todo. Fuente: (AP)

La Reina de Inglaterra había confesado el mes pasado que su contagio de Covid19 la había dejado muy cansada, pero decidió seguir las recomendaciones de sus médicos y convocó a una multitud para celebrar sus 70 años en el trono, algo que se ha desvanecido por el momento.

La jornada del jueves había sido maratónica para la Reina Isabel y está confirmada su ausencia en los actos posteriores a este espectacular arranque: la monarca británica disfrutó el ya mítico desfile del Trooping the Colour donde se vio a la familia real completa desfilar por las calles de Londres acompañados por 1400 militares, 200 caballos y casi medio millar de músicos.

El clima de algarabía se disipó en la Reina Isabel. Fuente: (AP)

La Reina Isabel se escondió detrás de su mejor sonrisa

Pero lo que todo era sonrisas y color se desdibujó cuando el rumor comenzó a tomar fuerza: la Reina estaba adolorida. Fue cuando las miradas se cruzaron entre los miles de británicos que se volcaron masivamente a las calles y salió a la luz un comunicado oficial que dejó helados a todos los medios locales y extranjeros que replicamos la noticia.

Teniendo en cuenta el viaje y la actividad que requiere participar en el servicio nacional de Acción de Gracias de mañana en la catedral de Saint Paul, Su Majestad, con gran pesar, ha concluido que no asistirá.

La prensa ha insistido en obtener más detalles sobre la salud de la Reina Isabel y cuándo ha experimentado los dolores que la aquejaron al punto tal de no poder continuar con su agenda. Al respecto, Buckingham se ha limitado a insistir que la Reina de Inglaterra "disfrutó enormemente del desfile, pese a haber experimentado algunas molestias".

Pese a que la Reina Isabel llegó a presidir el tradicional Saludo a la Bandera con el que se iniciaba este Jubileo, lamentablemente no acudirá ni a la misa de Acción de Gracias en la catedral de Saint Paul ni a la recepción que tendrá lugar inmediatamente después en el Guildhall organizada por Sadiq Khan, actual alcalde de Londres. ¿Era el momento para celebrar el Jubileo?

Otras Noticias