REINA LETIZIA

La Reina Letizia y sus secretos mejor guardados

Todos tenemos un pasado. El asunto es saber ocultarlo.
domingo, 5 de junio de 2022 · 15:59

Los secretos son inevitables; todos tenemos al menos uno. Lo que también parece no poder ser evitado es la revelación de eso que no queremos que nadie sepa. Siempre, algo o alguien, colabora voluntaria o involuntariamente a que se sepa eso que tanto nos hemos esmerado por resguardar. Eso ni hay que decírselo a la Reina Letizia, que de esto ya sabe y bastante.

Ahora bien, cuando el secreto atañe a alguien importante, el precio de ese conocimiento se cotiza en euros. Y si pertenece a alguien de la Realeza, pues seguramente cueste millones de millones de billetes.

Prepara la billetera porque lo que se viene son jugosas revelaciones, guardadas bajo siete llaves, de la mismísima Reina Consorte de España. Hay mucha tela para cortar acerca de la Consorte del Rey Felipe. Lo detallamos, a continuación.

Ideología política

¿Es republicana? Quienes la conocieron antes de recibir el flechazo del Rey Felipe aseguran que sí lo era. De hecho, reparan en la existencia de unos videos de ella mientras estudiaba en México, expresando duramente su rechazo a cualquier forma de monarquía.

Su pensamiento crítico, por arte de magia, parece haberse esfumado por completo y hoy hasta es la segunda cabeza de la Realeza, claro está.

Fue TVE la que salvó a Letizia del escándalo. La televisora compró las imágenes y no se volvió a saber de ellas.

Su secreto más oscuro

Nunca nadie piensa que alguien de la familia sería capaz de cometer una traición. En el caso de la Reina Letizia, esta es una máxima que no se cumplió a rajatablas.

En un conocido y polémico libro titulado “Adiós, Princesa”, un primo de Su Alteza revela secretos impactantes de la entonces Princesa de Asturias. Tan reveladores y polémicos como el supuesto aborto que se habría realizado un año antes de casarse con Felipe VI.

¿Eres lo que comes?

Todos tenemos un snack favorito. Sin embargo, al tratarse de una Reina todo llevaría a pensar que no tienen ningún gusto para refrigerios tan simples y nimios. ¿Será posible que no sea el caso de Letizia?

Al parecer, sus más cercanos allegados se han mostrado sorprendidos por el gusto particular y casi obsesivo de Su Alteza por las palomitas de maíz. Son su debilidad, aseguran quienes la frecuentan.

¿Cómo se ganaba la vida?

Todos saben que la Reina Letizia es periodista de profesión, un gusto que sacó de su abuela paterna, Menchu Álvarez del Valle, quien fue locutora por más de 40 años en Asturias. Sin embargo, muy pocos conocen cómo siendo una total desconocida pudo costearse los estudios y terminarlos por sus propios medios.

Sin ser de una encumbrada y pudiente familia, Letizia debió ver la forma de ganarse las monedas para ir pagando los cursos que la llevarían a formarse. Tuvo que hacer de todo, pero el trabajo que más llamó la atención fue el de vendedora de cigarrillos.

Su más acérrima enemiga

Puede ser la Reina Letizia y tener el mejor carácter del mundo y, sin embargo, siempre habrá alguien a quien no le caigas bien. ¿Envidia, quizás? Es muy difícil de determinar.

No son muchos los enemigos que se le han contado a Su Alteza. De hecho, solo una persona hay en la lista de la que estamos prácticamente seguros. Se trata de la periodista Ana Blanco, con quien Letizia mantenía cierta disputa y mayor distancia cuando trabajaba en el noticiero de TVE.

Se dice que Blanco estaba celosa porque la ahora Reina había logrado conducir el noticiero principal teniendo mucho menos experiencia que ella, algo que no solo le valió una gran popularidad, sino también un sueldo bastante más jugoso.

Cambios en el físico

No es un secreto para nada que la Reina Letizia es bella de pies a cabeza. Sin embargo, no todo en ella es completamente natural.

En cuestión de maquillaje y del rostro en general, cuenta con unas extensiones de pestañas. Si bien es una técnica sencilla, no lo hace ella misma y acude a un salón de belleza para realizárselas.

Conocido por casi todos es la cirugía de nariz a la que se ha sometido. Aunque también se rumorea que se habría intervenido sus pechos en un par de ocasiones.

Su sonrisa es hermosa, se sabe. Y esto es gracias a unos brackets que debió usar por años. Los intentó esconder durante la mayor parte del tiempo, sin demasiado éxito.

Otro de los “retoques” a los que se habría sometido la Reina es a costa del botox, algo que se ha vuelto costumbre cada tanto, al igual que la aplicación de vitaminas para lucir una piel más radiante.

Por último, sus caderas. Hay quienes aseguran haber revelado su secreto mejor guardado, el de la curva de su parte trasera. Y es que a la Consorte de Felipe VI le encanta usar pantalones, y no cualquiera, sino esos especiales que elevan los glúteos. Hablamos del tipo Bottom-Up de la firma Liu Jo.

Más de

Otras Noticias