REINA ISABEL

La única persona que podría unir a la Reina Isabel, Meghan Markle y el Príncipe Harry

Solo así puede enmendarse la grieta que lleva años fastidiando a la Reina.
domingo, 5 de junio de 2022 · 03:30

La advertencia de la Reina Isabel fue clara: nada de pleitos y escándalos que puedan robarle luz a Su Majestad. La orden tenía dos claros destinatarios: Meghan Markle y el Príncipe Harry, quienes después de meses de conflicto finalmente cruzarían el charco para presenciar los Jubileos de Platino.

Este acontecimiento merecía toda la atención posible, aunque la Reina Isabel no haya podido evitar del todo que los reflectores no se dirijan a la venida de los exDuques de Sussex. Además, Meghan Markle y el Príncipe Harry traían consigo un as bajo la manga.

La llegada de Lilibet Diana podría enmendar las grietas entre la Reina Isabel, Meghan Markle y el Príncipe Harry

Lilibet Diana aun no conocía en persona a la Reina Isabel y a toda el ala de la familia del hijo de Lady Di. Esta es la primera vez que se conocen, al menos en persona con la pequeña. Otra frutilla para sumar al postre es que ayer, sábado 4 de junio, la pequeña cumplió su primer año de vida.

Esto ha hecho suponer a los medios que la reconciliación entre la Reina Isabel, su nieto y la actriz de “Suits” es un hecho. Pues nada más pensar que hace un año la relación atravesaba su máximo pico de tensión a la luz de un presente que parece haber saneado ya esas grietas.

Lilibet Diana, con toda su magia y ternura podría significar ese puente de reconciliación. Pasando completamente inadvertidos, Meghan Markle y el Príncipe Harry celebrarán hoy su cumpleaños seguramente acompañados por toda la familia de “La Firma”. Asimismo, algunos detalles no han dado lugar al asombro, pues la división entre los “miembros” y “no miembros” se sigue marcando.

La Reina Isabel (Imagen de archivo) . 

En la misa de Acción de Gracias en la Catedral de San Pablo en honor a Su Majestad la Reina Isabel, Meghan Markle y el hijo de Lady Di se sentaron en un sitio aparte de los reservados para la aristocracia. Todo eso registrado bajo pantalla, pero puertas adentro puede significar otra cosa. Quizás, el comienzo de una nueva era donde Isabel II de Inglaterra pueda partir en paz viendo que los suyos han enmendado sus rencores.

Otras Noticias